Review Glucotrack

menu glucotrackPasados ya unos días desde que me hice con él, hoy voy hacer hoy lo que había prometido: Review Glucotrack. Aunque aún es pronto para sacar conclusiones, sí puedo comentar algunas impresiones que pueden serviros para conocer un poco más de este aparato. Como habréis visto en el vídeo que hice varios días atrás (ver vídeo Glucotrack), el sistema es absolutamente simple. Tan sólo se trata de encender el aparato, poner el clip en la oreja y esperar el resultado. Por tanto, su mecánica de uso es infinitamente sencilla y apta para cualquier persona, lejos de las complicaciones de los medidores continuos o las bombas de insulina, con un procedimiento más delicado. Por tanto, partimos de una de las principales ventajas de Glucotrack; su sencillez.

Una vez conocido el procedimiento, Glucotrack tiene sus particularidades y especificidades que citaré a continuación. Pero antes que nada, hay que dejar muy claro que este NO es un sistema de medición continua de glucosa MCG, sino medición puntual como nuestros medidores capilares, con la diferencia de que Glucotrack no es invasivo y por tanto, podemos medirnos cuantas veces queramos cada día sin gastar material consumible. Por tanto, no podemos ni debemos realizar una comparación con ningún sistema actual de medición continua porque Glucotrack no juega en la misma liga. Una vez hecha esa aclaración, este podría ser un resumen de algunas de las principales características que lo identifican:

  • El clip de la oreja o PEC (Personal Ear Clip) tiene una duración de seis meses. Por tanto, hablamos de que a nivel de consumibles, el sistema únicamente requiere de dos PEC al año.
  • El PEC es válido para una sola persona ya que está calibrado para él. Sin embargo, cada unidad Glucotrack admite hasta 3 usuarios (cada uno con su PEC calibrado para él). El sistema reconoce a cada usuario al conectarle el PEC.
  • Tan sólo requiere una única calibración por cada PEC. O sea, dos calibraciones al año, una por cada clip.
  • La lectura de glucemia tarda aproximadamente 60 segundos.
  • La lectura de glucemia no invasiva se realiza por una combinación de tres tecnologías distintas (térmica, electromagnética y ultrasónica). No hay dolor, ni pinchazo, ni nada. Tan sólo la presión que ejerce la pinza.
  • El rango de medición de lectura es 70-500 mg./dl.
  • El software incorporado en el interface también nos da una estimación de la hemoglobina glicosilada.
  • Los resultados de glucemia pueden ser leídos en voz alta por el dispositivo.
  • Admite hasta 1000 lecturas en memoria.

exactitud glucotrackEn cuanto a una de las características más importantes (la exactitud), las diferentes presentaciones que los fabricantes Integrity-App han hecho en distintos foros o congresos, arrojan que el 95% de las mediciones están en las zonas A+B (Clarke Error Grid) y el desfase de sus lecturas con respecto a glucemia capilar está por encima de aparatos como Dexcom, Navigator o Medtronic. De todos modos, todos los datos relativos a su exactitud están disponibles en los distintos pdf que se han publicado por parte del fabricante y a los que podéis acceder en esta dirección de su web (datos exactitud). Mis mediciones personales no tienen aún casi tiempo y no dispongo de datos aún para poder proporcionar respecto a mis cifras y a su comparación con la medición capilar. No obstante, hay que recordar -como siempre hay que hacerlo cuando se habla de medición de glucosa en zonas alternativas- que nada es tan exacto como las mediciones capilares, y que Glucotrack (al igual que el resto de medidores continuos como Dexcom o Medtronic) tiene un desfase o retraso en sus mediciones respecto a la glucemia capilar, de entre 10 y 15 minutos.

Mediciones en entornos controlados

Por otro lado, una característica importante de Glucotrack derivado de su tecnología térmica de lectura es que requiere de unas condiciones ambientales determinadas y estables para realizar la medición. Siempre debemos medirnos en la misma oreja (la que se ha calibrado). Condiciones como la temperatura de la estancia, una oreja a temperatura natural del cuerpo (ni recalentada ni demasiado fría), un tiempo de espera entre mediciones de diez minutos para dejar a la oreja recuperar su temperatura natural…  hacen que Glucotrack no sea lógicamente un dispositivo que por ejemplo, puedas usar en plena calle con frío y lluvia. O tampoco durante una sesión deportiva con tu cuerpo (y tu oreja) a temperatura más alta de lo normal y sudorosa. En realidad, es un poco más delicado en sus mediciones que un medidor capilar estándar. Pero podemos llevárnoslo tranquilamente allá donde vayamos, siempre que las mediciones cumplan estos requerimientos de estabilidad térmica, y que nuestra temperatura y la de la estancia sean siempre similares y estables. No es una condición complicada de cumplir, en realidad.

No sería una Review Glucotrack sin compararlo con los MCG

registro glucotrackYo personalmente, en el poco tiempo que aún llevo con él, tengo muy claro que Glucotrack no es competencia de los medidores continuos actuales. Porque sencillamente, Glucotrack no es un medidor continuo. Y porque un MCG es un dispositivo no apto para todo el mundo, ni por necesidad ni por competencias de su usuario. No todos están preparados para saber en todo momento qué glucemia tienen. Algunos no lo necesitan porque no saben qué hacer con esa información. Otros porque su cabeza no lo necesita (ni lo soporta). Otros porque no quieren estar pendientes de sus consumibles (más delicados y precarios en su colocación que Glucotrack) y otros porque su alto coste de mantenimiento está fuera de su bolsillo. Sin embargo, un dispositivo de medición puntual como Glucotrack sí es adecuado para cualquiera de nosotros. Personas que quieren seguir como hasta ahora, midiéndose su glucemia (más o menos veces), y actuando en consecuencia en función de lo que ven. Personas que tienen problemas en sus dedos por años y años de pinchazos inmisericordes. Personas que necesitan vigilarse más, pero tienen dificultades en su centro de salud para conseguir más tiras reactivas. Diabéticos tipo 2 que querrían estar vigilados, pero sus médicos no consideran que necesiten monitorización y no se les proporcionan tiras. Personas con miedo a las agujas y a los pinchazos que quizá se miran menos su glucemia por ese miedo y gracias a Glucotrack podrían vigilarse más y mejor. Por tanto, los candidatos a Glucotrack en mi opinión no son los mismos que los candidatos a un MCG. En definitiva, Glucotrack es un dispositivo con más usuarios potenciales que un medidor continuo que a todos nos gustan pero para el que todos no estamos preparados. Sin embargo, sí lo estamos para un Glucotrack. Esta universalidad me gusta y es en mi opinión su principal baza. Y aunque los niveles de error de estos aparatos de medición alternativa no capilar (Glucotrack, Dexcom, Navigator, Flash, Guardian) no sean reales y tengan desfase temporal, siempre nos darán un datos muy útil y absolutamente cierto: la tendencia. En el caso del Glucotrack basta con mirarse varias veces para ver hacia dónde vamos y poder anticiparnos a los acontecimientos, previendo hipos o hiperglucemias. Esta es una de las grandes ventajas de todos estos dispositivos de medición alternativa.

Experiencia de uso

Una review Glucotrack no sería eficaz si no resumo en unas líneas la experiencia de uso con el aparato. Cómo es en general el manejo con este dispositivo. Y en ese aspecto, no hay problema. Su simplicidad en el manejo es tal que no tiene pega alguna. Tan sólo te pide un entorno ambientalmente controlado y que tu oreja esté a temperatura normalizada. Y diez minutos entre mediciones. Nada más. Una vez calibrado, no hay sustituciones complicadas de parches. No hay problemas de que un parche se despegue con el sudor o el agua. No hay inconsistencias de lectura porque el catéter se está saliendo. Glucotrack entre sus ventajas es que mantiene la coherencia de valores desde el principio de la vida del sensor hasta sus últimos días, pasados seis meses. Por tanto, es el sistema más simple de los que hay ahora mismo disponibles. A partir de ahí, una vez calibrado el sensor, puedes mirarte cuantas veces quieras sin complicaciones. En este aspecto, su nota es sobresaliente.

El futuro

En las próximas semanas durante este verano, mediré mis glucemias de manera más intensiva y podré sacar más conclusiones. De momento, estos datos que os ofrezco por encima son algunas de las características de este dispositivo que permite una de las cosas que siempre hemos deseado en diabetes: eliminar pinchazos. Los pinchazos de la insulina aún no podemos eliminarlos (veremos qué pasa con Afrezza), pero los pinchazos de monitorización sí podemos casi olvidarlos gracias a Glucotrack. Yo creo que este dispositivo supone una gran mejora en la calidad de vida de una persona con diabetes. Ir a comer y saber mi glucemia poniéndome un clip en la oreja me da una calidad de vida que un diabético no siempre tiene. Creo que -a falta de conocer su evolución comercial y su fiabilidad- Glucotrack es un gran invento y tras el verano, comenzaremos a verlo en manos de los diabéticos de toda Europa. Y si funciona a nivel de precisión, funcionará a nivel comercial. Y si funciona a nivel comercial, el dispositivo verá mejoras. Mi opinión personal es que a día de hoy, Glucotrack es claramente mejorable en algunas funcionalidades y pienso que éstas se irán produciendo. Detalles como el tiempo de medición, el rango de lectura, la exactitud y el proceso de calibración serán a buen seguro mejoradas en distintas revisiones de software del aparato. Y puede que si el dispositivo tiene éxito, también asistamos a una posible mejora a nivel de hardware y usabilidad: un mejor diseño del aparato (la versión que se va a comercializar aún tiene demasiado aire a prototipo), mejoras en el PEC (mayor tolerancia de lectura, reducción de tamaño, inalámbrico), un mejor y más moderno interface del sistema… Todos estos aspectos tienen aún recorrido de mejora y seguramente lo harán. Es probable que este mismo aparato en manos de una gran multinacional, tendría un diseño más depurado, un clip más miniaturizado e inalámbrico, un software más amigable y moderno, un tiempo de lectura más corto… Pero es muy bueno para todos que haya más variedad de marcas en el mercado y que por fin podamos asistir a una pequeña revolución en los dispositivos de medición de glucosa. De momento, el más llamativo a día de hoy por su carácter no invasivo es Glucotrack. Creo que tiene grandes ventajas sobre la tecnología invasiva. Por pedir, pediría finalmente que se apruebe cuanto antes para uso en niños (aún no tiene la certificación) y que pueda tener un protocolo open para que cualquier app de software de gestión de diabetes recoja sus datos.

Pasados ya unos días desde que me hice con él, hoy voy hacer hoy lo que había prometido: Review Glucotrack. Aunque aún es pronto para sacar...
" />