NutriScore, el semáforo nutricional que viene

Una pretensión de muchos consumidores y profesionales de salud y un infierno para muchas empresas productoras de ciertos alimentos. La etiqueta de información nutricional es algo que ha ido mejorando y ampliándose con el paso de los años. Hoy disponemos de mucha más y mejor información que antes. Sabemos más de lo que tenemos entre manos y pronto estará en nuestra boca. Pero siempre se ha hablado de que los datos puestos fríamente son difíciles de interpretar para muchas personas. Por eso el Gobierno ahora va un paso más allá al incorporar NutriScore (enlace externo), un semáforo nutricional otorgado en función del contenido en azúcares, grasas saturadas, sal, calorías, fibra y proteínas (enlace externo). Este sistema se denomina NutriScore y deberá estar ya operativo en el plazo máximo de un año. Operativo y visible, ya que además debe ir en el frontal del producto, a diferencia de la actual etiqueta nutricional, que seguirá y que va situada va en la trasera. Este sistema ya está en uso en otros países europeos y en los que no está, se utilizan otros sistemas similares

Pero como nada es perfecto, se producen ciertas situaciones paradójicas. Como por ejemplo que el aceite de oliva tenga peor calificación nutricioal que la Coca-Cola. Situaciones locas como esta han hecho que el Gobierno español a última hora haya decidido modificar la normativa (enlace externo) a implantar para que estas paradojas no se produzcan. Y así, alimentos con un único ingrediente no estarán obligados a incorporar el semáforo NutriScore, un sistema que en general todo ven con buenos ojos, excepto las grandes multinacionales de la alimentación, que por supuesto no están contentas con esta medida y propusieron a la Administración un código alternativo que valoraba de distinta forma los alimentos y que por supuesto no fue finalmente admitido.

Si quieres saber más sobre este sistema, te recomiendo esta entrada de NutriScore en el blog Boticaria García (enlace externo).

Fuente: 20minutos

Una pretensión de muchos consumidores y profesionales de salud y un infierno para muchas empresas productoras de ciertos alimentos. La etiqueta de información nutricional...
" />