La diabetes, nuevamente entre los medicamentos más vendidos

Del mismo modo que en las listas de éxitos musicales, también hay superventas en el mundo del medicamento. Y ya se conocen todos los medicamentos que más se han vendido en oficinas de farmacia el pasado año 2018. Una cifra total de ventas de 20.149 millones de euros. Una cantidad mareante, de los que 15.426 millones de euros (el 23%) corresponde a diabetes, asma y analgésicos. Y dentro de ese grupo, los medicamentos para la diabetes son los que aportaron más facturación.

Como siempre, la diabetes está en ese top de las listas cuando se habla de cuestiones de este tipo, ya sea prevalencia… o ventas de medicamentos. Lógico, teniendo en cuenta la afectación de diabetes en nuestro país, que suma ya -según las últimas estimaciones- a más de cinco millones y medio de personas. ¿Pero cuáles son los medicamentos de diabetes que más se venden? Sé que esto es más cotilleo que otra cosa, pero aquí está la lista :-D

  1. Clexane, antitrombótico (Sanofi)
  2. Duodart, próstata (GSK)
  3. Eliquis, antitrombótico (BMS)
  4. Bexsero, meningitis (GSK)
  5. Spiriva, EPOC (Boehringer Ingelheim)
  6. Lantus, diabetes (Sanofi)

  7. Xarelto, antitrombótico (Bayer)
  8. Prolia, osteoporosis (Amgen)
  9. Symbicort, asma (Astra Zeneca)
  10. Versatis, dolor crónico (Grünenthal)
  11. Xeplion, esquizofrenia (J&J, Janssen)
  12. Hibor, antitrombótico (Rovi)
  13. Eucreas, diabetes (Novartis)

  14. Janumet, diabetes (MSD)

  15. Victoza, diabetes (Novo Nordisk)

  16. Ezetrol, colesterol (MSD)
  17. Forsteo, osteoporosis (Lilly)
  18. Trajenta, diabetes (Boehringer Ingelheim)

  19. Foster, asma (Chiesi)
  20. Keppra, anticonvulsivo (UCB)

Lantus sigue como el medicamento de diabetes más vendido, y también como la insulina más vendida desde hace ya unos cuantos años, a pesar de haber bajado su cifra de ventas perjudicada por los nuevos compuestos que han salido al mercado de insulinas basales de larga duración. A continuación, ya en la posición 13, Eucreas, tratamiento para la diabetes tipo 2 compuesto por vildagliptina (inhibidor de DPP4) y metformina. Le sigue a continuación Janumet, compuesto de sitagliptina (otro inhibidor de DPP4) y nuevamente metformina. Un puesto después está Victoza, medicamento a base de liraglutida (agonistas del GLP1). Y ya en el puesto 18 de la lista está Trajenta, cuyo principio activo es linagliptina (inhibidor de DPP4). Como puede verse, los inhibidores de DPP4 están muy presentes entre las prescripciones de los médicos que tratan a personas con diabetes tipo 2. ¿Pero qué demonios son esas siglas y para qué sirven?

¿Qué son los inhibidores de DPP-4?

Los medicamentos inhibidores de la dipeptidil peptidasa-4 o DPP-4 (sitagliptina saxagliptina y linagliptina) son un tipo de medicamento que actúa inhibiendo la enzima DPP-4. Así se consigue que la vida media de las hormonas incretinas sea mayor y puedan realizar su efecto durante más tiempo. ¿Pero qué son las incretinas? Se trata de hormonas (una de ellas conocida como GLP-1) que se producen en el intestino en respuesta a la ingesta de alimentos. Uno de sus efectos es la secreción de insulina, lo que ayuda al cuerpo a metabolizar la glucosa y evitar la hiperglucemia. Los efectos del GLP-1 duran pocos minutos, ya que la enzima DPP-4 (mencionada más arriba) descompone rápidamente el GLP-1 en la sangre. Así, los inhibidores de la DPP-4 bloquean la acción de esa enzima y hacen que el GLP-1 dure más. Al mantenerse las cantidades adecuadas de GLP-1 habrá menor acumulación de glucosa en la sangre.

¿Qué son los agonistas de GLP1?

Como se ha dicho en el párrafo anterior, el GLP1 es una hormona producida en el intestino que induce a segregar más insulina ante la presencia de alimentos. Los agonistas de GLP1 (exanatida, dulaglutida, lixisenatida y liraglutida) directamente imitan la acción de la hormona GLP-1, con la ventaja de una mayor duración de su efecto con respecto al GLP1 que segrega el cuerpo de manera natural. Este medicamento inyectable se puede administrar únicamente en algunos casos incluso una sola vez por semana.

¿Qué es la metformina?

Si hay algún compuesto conocido por casi todas las personas con diabetes, es la metformina. Perteneciente a los llamados secretagogos de insulina (suena a nombre de grupo de los 80), la metformina actúa a varios niveles y de manera “indirecta” para conseguir reducir la glucosa en sangre: reduciendo la producción hepática de glucosa, incrementando la sensibilidad a insulina en el músculo y retrasando la absorción intestinal de glucosa. Al no estimular directamente la secreción de insulina, no provoca hipoglucemia.

Puedes consultar la lista completa de ventas en Expansion (enlace externo)

Del mismo modo que en las listas de éxitos musicales, también hay superventas en el mundo del medicamento. Y ya se conocen todos los...
" />