Insulina sin frío

Mejorar el perfil de acción de las insulinas es una batalla que se lleva librando desde que se empezó a comercializar la primera insulina. A lo largo de los años, distintas formulaciones han pretendido emular en la medida de lo posible que la acción sea lo más fisiológica posible. Y uno de los mayores handicaps que sigue presentando a día de hoy es el retraso en comenzar a funcionar, así como la necesidad de frío para mantener la hormona estable en su conservación. En este y otros aspectos aún mejorables de la insulina es en los que trabaja el Dr. Michael Weiss, Director del Centro de Biología Química de la Universidad de Indiana, en Estados Unidos. fundador de la empresa Thermalin (enlace externo en inglés), la cual está desarrollando nuevos tipos de insulina.

Una versión de efecto ultrarrápido, parches de insulina desechables, insulinas ultraconcentradas, la famosa insulina inteligente (sensible a la glucosa circulante), insulinas administrables por vía oral o incluso un compuesto de insulina que no necesita refrigeración para su conservación. Es esta última una de las que más interés ha suscitado y los resultados de sus trabajos han sido publicados en el Journal of Biological Chemistry; trabajos que han suscitado el interés y los fondos de instituciones como la JDRF o empresas como Sanofi.

Fuente: A Sweet Life (enlace externo en inglés)

Mejorar el perfil de acción de las insulinas es una batalla que se lleva librando desde que se empezó a comercializar la primera insulina....
" />