El chicle hipoglucemiante

chicle hipoglucemiante
Imagen: Purple Sherbet Photography (Flickr) bajo licencia Creative Commons https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/

Alberto llega a casa. Entra en la cocina y ve a su mujer terminando de preparar la comida. “¿Qué hay para comer?”, pregunta curioso. “Paella”, contesta ella. “Venga, lávate las manos que vamos a comer ya”. Tradicionalmente Alberto sufría unas vistosas hiperglucemias cada vez que comía paella, pero ya no. Tras la comida, Alberto saca de una caja lo que parecen chicles y se mete uno a la boca. Mientras masca la pastilla, ve la tele tranquilo sabiendo que no habrá picos de glucemia. Al cabo de varias horas, saca su medidor: “145, estupendo”, sonríe mientras mira a su esposa. Ambos saben que esa cifra está bajo control gracias al chicle que Alberto lleva un rato masticando.

Un chicle mágico que evita la hiperglucemia

Esta historia surrealista (y deseable) podría ser ya realidad. Una compañía farmacéutica biomédica norteamericana está trabajando en una especie de chicle hipoglucemiante (el nombre del producto es BTI-320) que combate los picos glucémicos tras una comida. Y no, no es una broma. La empresa Boston Terapeutics es la autora de este curioso desarrollo; una nueva generación de los llamados bloqueadores de almidón que evitan la liberación brusca de glucosa tras ingerir hidratos de carbono complejos. En principio, este bloqueador de almidón estaría indicado en diabetes tipo 2, pero según parece, podría tener ciertos beneficios también en los diabéticos tipo 1, ya que se están desarrollando investigaciones sobre el impacto en tipo 1 y parece que podría haber resultados interesantes también en esta variante de la diabetes.

La empresa Boston Terapeutics ha publicado estudios de su tableta masticable en personas con diabetes tipo 2, pero ha anunciado un acuerdo con el Centro de Diabetes Joslin para realizar otra investigación de fase III sobre su producto. A principios de octubre, Boston Terapeutics anunció los resultados de sus estudios en personas con diabetes tipo 2, que también usan metformina. Y según sus estudios, las personas mostraron una caída del 40% en los niveles de glucosa después de las comidas para el 45% de los involucrados, sin efectos adversos.

¿Demasiado bonito para ser algo serio?

Sin embargo, según afirman en Diabetes Mine, la misma compañía que desarrolla este chicle hipoglucemiante, también comercializa productos más dudosos, como por ejemplo “Sugar Down”, vendido en la categoría de “suplemento dietético natural” que también ayudaría a mantener las glucemias más estables durante todo el día. Sus efectos: capacidad de regular las enzimas digestivas, una óptima absorción de azúcar y los niveles de glucosa post-prandial. Este otro producto hace poner un poco más en duda la validez del primero, aunque si se van a realizar estudios en el prestigioso Centro de Diabetes Joslin con el “chicle mágico”, podremos saber qué hay de cierto en este curioso producto que suena a película de ciencia ficción más que a realidad.

Más info sobre la empresa Boston Terapeutics

Fuente de la noticia: Diabetes Mine

Alberto llega a casa. Entra en la cocina y ve a su mujer terminando de preparar la comida. “¿Qué hay para comer?”, pregunta curioso. “Paella”,...
" />