Hacia la subvención de la medición en líquido intersticial

¿El líquido intersticial como sistema de medición estándar?

Si hay algo que a día de hoy está en boca del colectivo de personas con diabetes (y en el 99% de los tipo 1) es la financiación de los sistemas de medición de glucosa en líquido intersticial por parte de nuestro Sistema Nacional de Salud en España. Estamos viviendo el paso de la medición capilar a la intersticial. Y en ese impasse se genera una gran ansiedad y frustración por parte de los pacientes, ya que a día de hoy tienen que costear de su bolsillo estas tecnologías que sin ninguna duda permiten mejorar no sólo su diabetes en el día a día, sino muy probablemente reducir complicaciones de cara al futuro y como mínimo, mejorar drásticamente la calidad de vida. Por tanto, es algo que de manera unánime se considera un sustituto natural de la actual tecnología de medición capilar, la cual no ofrece un dibujo completo de la marcha de nuestra diabetes, como sí lo hace la medición intersticial. Actualmente, la creciente presión del colectivo está consiguiendo generar un debate que ya empieza a dar sus frutos, ya que en varias comunidades autónomas este asunto está como mínimo, sobre la mesa. Y en alguna se encuentra más avanzado, como en Extremadura, Andalucía o Comunidad Valenciana. Un tema este (el de la inequidad en las prestaciones sanitarias en España) que algún día habrá que tratar seriamente, pero es un melón que nadie quiere tocar porque sencillamente, no se atreve. Que una persona del mismo país por nacer en Cádiz, Canarias, Valencia o Galicia tenga prestaciones sanitarias (que no derechos) diferentes no es justo se mire por donde se mire. Así lo veo yo y en diabetes lo sufrimos día a día. Pero para centrarnos de nuevo en el tema, de momento por parte de las sociedades científicas ya disponemos de consenso de la SED y la SEEP sobre el uso y prescripción de estas tecnologías, que si bien para todos los pacientes se queda corto, es un primer paso hacia la aceptación de esta tecnología como un próximo estándar.

Valencia, la primera

Estos días hemos conocido que la Comunidad Valenciana a través de su Consejería de Sanidad financiará los dispositivos de medición continua (enlace externo) y se va a convertir en la primera comunidad en conseguir esta prestación sanitaria, que a día de hoy sólo se proporciona a personas en casos muy puntuales. La Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública financiará desde ahora los dispositivos de medición continua de glucosa a personas con diabetes tipo 1 portadoras de bomba de insulina. En principio la aplicación no será de acceso universal, y tan sólo se cubrirán estas tecnologías en pacientes con un mal control metabólico, así como los pacientes con hipoglucemias graves de repetición o asintomáticas, así como a mujeres gestantes que necesitan un ajuste más preciso del control metabólico.

Medición en líquido intersticial: “La Herramienta”

El debate y la creciente demanda de las personas con diabetes con respecto a la medición de glucosa hacia métodos que proporcionen una lectura continuada de los datos es algo que trasciende las fronteras de España. Todos los pacientes coincidimos en que un conocimiento de la glucemia de manera ininterrumpida puede permitir (con la adecuada formación; insisto, con la adecuada formación, algo que hoy día brilla por su ausencia) mejorar el control de la diabetes, máxime cuando está comunmente aceptado por las sociedades científicas de diabetes que el autocontrol de la glucemia es la mejor herramienta para la gestión de la diabetes tipo 1. Por tanto, si medirse la glucemia es “La Herramienta”… ¿no es lógico pensar que la medición continua en líquido intersticial es la herramienta perfecta? Especialmente si la unimos a una bomba de insulina con algoritmos inteligentes, sin duda la próxima gran revolución en el mundo de la tecnología en diabetes.

medición en líquido intersticial
La brutal diferencia entre controlar la diabetes cuatro veces al día o de manera continua durante las 24 horas está fuera de toda duda… al menos para los pacientes (imagen: Medtronic).

Francia, el último en sumarse a la medición subvencionada

Hace escasos días hemos conocido que Francia ha aprobado ya la subvención de dispositivos de lectura intersticial a los pacientes con diabetes en tratamiento con insulina (enlace externo en francés), ya sea tipo 1 o 2, así como quienes están utilizando bombas de infusión continua. Concretamente se trata del sistema de medición flash FreeStyle Libre de Abbott el modelo de medidor que será subvencionado. El anuncio, realizado por la mismísima Ministra de Asuntos Sociales y Salud la Sra. Marisol Touraine, será efectivo en unas pocas semanas, tras un período en el que los propios pacientes con diabetes participaron de una negociación con el Ministerio de Salud francés. Queda claro por tanto que la presión del colectivo de personas con diabetes es clave para acelerar el proceso de entrada de estas tecnologías entre las prestaciones del sistema sanitario público, algo en lo que en España estamos claramente por detrás. La Federación Francesa de Diabéticos (enlace externo en francés) ha jugado un papel clave en la consecución de este logro que supone sin duda una gran ventaja para todas las personas con diabetes de Francia.

Como puede verse, la gran diferencia entre Francia y la noticia de la Comunidad Valenciana es que -salvo omisión en la información difundida por los medios- en el país galo se va a proveer de medición en líquido intersticial A TODOS LOS PACIENTES CON DIABETES EN TRATAMIENTO CON INSULINA. Sin duda una excelente decisión, ya que como he dicho más arriba, la única herramienta de que dispone una persona con diabetes tipo 1 es la medición de glucosa. Y por tanto, cuanto más cómoda y frecuente sea esa medición, más información tendrá para gestionar su enfermedad. En nuestro país esta posibilidad (la de medición intersticial universal) no se está contemplando de ninguna manera por ninguno de los sistemas de salud españoles, pero sin duda es el camino obligado para una tecnología llamada a sustituir a la actual medición capilar. En España el plan es empezar de momento sólo con ciertas tipologías de pacientes. Con el tiempo, presión por nuestra parte (fundamental) y un poco de suerte, quizá lleguemos a disponer de cobertura más amplia como Alemania o Francia.

¿Estamos a la altura como colectivo?

En mi opinión, sobre todo tras conocer la gran noticia de Francia, es que en España debemos tomar más fuerza como colectivo para realizar una presión mayor. Organización… estructura asociativa… formación de los gestores asociativos… prioridades… alianzas… negociaciones con actores clave… motivación y concienciación de los pacientes… Sea por la razón que sea, no hemos conseguido aún encadenar éxitos reivindicativos más allá de un par de logros muy aislados en el tiempo. Imaginemos por un momento lo que se podría conseguir si los cinco millones y medio de personas con diabetes pidiéramos algo al unísono…

De momento, concentrémonos en pedir la medición en líquido intersticial para los tipo 1 como punto clave para que el futuro de las personas con esta variante de la diabetes esté libre de complicaciones de salud… y de gasto al sistema sanitario, que sin duda es la gran baza que debemos jugar a la hora de justificar la inclusión de estas tecnologías en nuestro Sistema Nacional de Salud. El dinero que costamos al Sistema (especialmente a largo plazo) es el gran motivo para que se nos provea de tecnología para un mejor control de la enfermedad. Pero por desgracia, quienes gestionan la Sanidad suelen tener tendencia a mirar más a corto plazo y a la caja del dinero que a largo plazo y lo que pueda pasar con todas las personas con diabetes en 25 o 30 años. En diabetes el famoso ratio coste-beneficio no es tan inmediato como otras patologías o problemas de salud, y hay que mirar más al horizonte. Invertir hoy en prevención y en tecnologías para un mejor control evitarán las negras cifras de la diabetes en un futuro.

  • suramericano

    todo muy bien explicado

  • Cesar Quinteiro

    Totalmente de acuerdo, la medición continua ha de subvencionarse ya!. Además hay que tener en cuenta que los tiras reactivas es una opción mas cara, en un niño con diabetes de tipo 1 consume una media de 12 tiras al día (fallos / repeticiones a parte ) esto nos na unas 360 al mes , si 50 cuestan 44 € 360 = 316 € , mucho más que los 120 € de los parches del freeStyle.

  • Mariano

    Bien explicado, pero mientras el coste de las tiras a la Seguridad Socila le cueste de media 5 € las 50 tiras dificil lo veo.

" />