Propósitos del nuevo año 2015

propositos 2015No puedo evitarlo. Es imposible abstraerse a este ejercicio colectivo que sucede cada 31 de diciembre en el que se concentra el mayor número de deseos y propósitos de todo el año. Es como si el resto de nuestra vida no importara lo más mínimo; tan sólo cuenta el día 31 de diciembre. Y a él debes esperar para realizar tu petición de enmienda y comenzar una nueva vida el 1 de enero. Personalmente, nunca hago estos propósitos, pero ahora que tengo este púlpito 2.0 (no doctrinario, sino en todo caso instructivo), me veo en la obligación de participar también de este juego colectivo. Y por eso propongo yo también mis propósitos… relativos a la diabetes y a la salud, por supuesto. Los demás -si los hubiera- son inconfesables y privados…

  • Vigilar mi dieta. Uno de los pilares para una buena salud pasa por una alimentación saludable. Y las personas con diabetes no nos diferenciamos en nada del resto de los humanos. Debemos comer bien. Y la rutina puede hacer que peligrosamente bajemos la guardia o caigamos en tentaciones con más frecuencia de lo deseable. La diabetes es una carrera de fondo, recuérdalo. El “no pasa nada” es un boleto más en una rifa que tendrá lugar dentro de muchos años y de la que no queremos ningún boleto.
  • La concienciación y la responsabilidad para con tu salud no vienen de serie, como los elevalunas eléctricos en los coches. Se consigue y se adquiere con el tiempo. Y estar aquí hoy contando estos propósitos en este blog es una manifestación de esa concienciación en la que llevo inmerso muchos años. Pero esa actitud de concienciación y compromiso con tu propia enfermedad o con la de los demás, es algo que hay que regar como una planta, día tras día.
  • Disfruta de la vida más allá de la diabetes. La concienciación del punto anterior es buena, pero implica un riesgo: que ocupe un área demasiado grande de la cabeza. La diabetes no puede ser el pensamiento principal de nuestra vida. Debemos compatibilizarlo con todo lo demás. Disfrutar de la vida no es un tópico; es una obligación que no hay que olvidar.

Un poco más a nivel particular, diría que intentaré (lo cual no garantiza el conseguirlo) reducir mi variabilidad glucémica, especialmente en la franja post-prandial de las comidas, un caballo de batalla de muchas personas por ser la comida más variable del día, tanto en carbohidratos como en reparto de principios inmediatos (grasa, HC, proteína).

Por suerte, mi lista es pequeña, porque me considero una persona medianamente responsable y moderadamente formada. Pero si tuviera que añadir algún punto de cara a todas las personas en general, incluiría sin duda uno: educación en diabetes. Fundamental. Lo cual me llevaría a otro punto: el apoyo comunitario entre personas similares. Las asociaciones juegan un papel fundamental a la hora de formarnos como pacientes expertos y para centralizar nuestras inquietudes, derechos y representaciones. Asóciate. No sólo te beneficiarás tú, sino todas las personas con diabetes.

Esos serían mis propósitos de salud. Por mi parte, intentaré cumplirlos. ¿Cuáles son los tuyos?

PD: Sed buenos esta noche, o enviaré al de la foto para que os ajusticie…

No puedo evitarlo. Es imposible abstraerse a este ejercicio colectivo que sucede cada 31 de diciembre en el que se concentra el mayor número de deseos...
" />