La nueva bomba de insulina Veo640G y lo que viene después

Sistema de detención predictiva de la infusión ante lecturas que se acercan a la hipoglucemia y reanudación posterior de la infusión continua cuando el peligro haya pasado. Todo de manera totalmente transparente y autónoma, decidido por los algoritmos de la bomba. Ese es el gran logro de la nueva bomba de insulina VEO640G que con su nueva cara por fin el hardware de Medtronic se renueva. El actual modelo 530G sólamente suspende la infusión cuando la hipoglucemia ya está presente. No tiene la capacidad de “pensar”, a pesar de que hay que recordar que estas prestaciones de las que hablo en ambas bombas (640G y 530G) sólo están operativas si van unidas a un sistema de medición continua de glucosa de la misma casa.

Medtronic Veo 640G

La nueva Medtronic 640G con sensor Enlite es tan sólo el paso intermedio hacia su hermana mayor; la 670G (DiaTribe)

Esta nueva capacidad de la VEO640G de predecir lo que va a ocurrir en base a las glucemias que lee es un gran avance, ya que automatiza un poco más estos dipositivos (conjunto bomba-medidor continuo) y da pequeños pasitos hacia el auténtico sistema completo y definitivo en el que el paciente no tenga que tocar nada, siendo la bomba la que se encargue de ajustarlo todo de manera automática.

 

OPINIÓN DEL JEDI AZUCARADO
El asunto de la gestión predictiva por parte del dispositivo en algo tan sensible como una hipo o hiperglucemia es algo que suscita alegría, curiosidad y preocupación por partes iguales. Saber que dejamos la gestión de estas situaciones potencialmente peligrosas a un sistema de medición continua intersticial no sé si me otorga aún la suficiente confianza (a falta de poder probarlo; ojalá me equivoque). A día de hoy, la medición continua intersticial sigue ofreciendo una exactitud en algunos casos muy superior al 10% (MARD). En el actual sensor Enlite que montará la Veo640G, la exactitud es 13,6% (MARD), siempre que la calibremos entre 3 y 4 veces al día. Todos conocemos casos de falsos positivos de hiper o hipoglucemia en los medidores continuos, ya sea porque algunos sensores no van del todo finos o por situaciones en las que la glucosa intersticial va con un retraso peligrosamente grande como para dejar que la bomba decida (tras ponerse insulina o en plena sesión deportiva, por ejemplo). Podremos salir de dudas cuando conozcamos en detalle las funciones y posibilidades de ajuste de esta nueva bomba de insulina.

No se vayan todavía; ¡aún hay más!

Pero aunando sorpresas, Medtronic va más allá de la fecha de abril de 2016 en la que lanzará a nivel mundial su VEO640G con el nuevo sensor Enlite 3. Y afirma también que un año después -en abril de 2017- tiene previsto lanzar un “sistema híbrido de asa cerrada lo más cercano posible a un páncreas artificial totalmente automatizado” (según Medtronic).

¿En qué consiste el “sistema híbrido de asa cerrada”?

Además de la suspensión predictiva de hipoglucemia que incorpora la VEO640G, según afirman en DiaTribe, la nueva bomba VEO670G iría más allá en su sistema predictivo, y no sólo actuar en hipoglucemias, sino también en hiperglucemias. Por lo tanto, aumentaría el suministro de insulina cuando el azúcar en la sangre es alto. Esto sería de vital importancia en personas con fenómeno del alba o hiperglucemias nocturnas, siempre tan difíciles de controlar. Sin embargo, los bolos de insulina en las comidas seguirían siendo necesarios. De ahí proviene la terminología usada por Medtronic de “sistema híbrido de asa cerrada”.

Realmente estas dos nuevas bombas de insulina (tanto la VEO640G como la 670G) prometen ser una revolución en lo que respecta a este campo del control de la diabetes. Si funcionan como prometen, Medtronic puede dar una auténtica campanada, lo cual en el fondo es un estímulo para los demás fabricantes, y de ello todos los pacientes salimos ganando.

Fuentes:

Enlace a la web Diatribe: Medtronic bomba de insulina predictiva en 2017