Nanopartículas para la diabetes: insulina que se absorbe en nuestra boca

Hoy vamos a jugar a imaginar. Imaginemos por ejemplo, que la insulina ya no se administra sólo en inyecciones, y se puede asimilar de forma oral cuándo, dónde y como queramos de manera simple, discreta, y efectiva. Imaginemos que -al igual que en una película de ciencia ficción- el protagonista saca de su bolsillo un paquetito como tiras de chicle, y al meter una en la boca, se disuelve y desaparece, absorbiéndose la insulina que contiene; insulina que se absorbe en nuestra boca. Así de simple. Imaginemos que eso pasa algún día. Esto es en lo que trabajan en la empresa vasca Midatech Biogune, situada en el Parque Tecnológico de Bizkaia, en las afueras de Bilbao. Hace algunos días pudimos leer en prensa una noticia relativa a la posibilidad de administrar insulina de manera oral. Y siempre que se publican este tipo de noticias por parte de algún medio (generalmente periódicos), se producen infinidad de llamadas a las asociaciones de diabetes, a los hospitales, a los propios medios que las han difundido… y se genera un revuelo casi siempre excesivo. Un afán por el sensacionalismo por parte de los medios hace que en la mayoría de los casos, esas noticias sean muy discutibles en cuanto al verdadero alcance o la dimensión de la información que contienen. Y por eso tras leerlo, decidí ponerme en contacto con la empresa Midatech. Rápidamente me contestó su Director Justin Barry, que me invitó amablemente a visitar sus instalaciones y a explicarme en detalle el alcance de sus investigaciones.

Midatech insulina que se chupa

El Director de Midatech Biogune Justin Barry, enseña las instalaciones al Lehendakari Iñigo Urkullu y al Consejero de Salud del Gobierno Vasco Jon Darpón (Irekia)

Pero aunque yo soy periodista, esto no es un periódico. Y pensé ¿cómo explicar todo este asunto para que se entienda? El título que he puesto al artículo “Insulina que absorbe en nuestra boca” es un eslógan potente y resumen bien el objetivo final del proyecto, pero hablamos de áreas muy técnicas, y para una persona ajena a la investigación biomédica, todo es más complicado de entender. Y por eso decidí que con preguntas y respuestas, todo es más entendible. Así, a continuación tienes las preguntas (y respuestas) principales que seguro ya te estás haciendo tras leer estas primeras líneas:

¿Qué es Midatech?

Midatech es filial de la empresa británica Midatech Pharma, con sede en Oxford. En el año 2006 se instalaron en el Parque Tecnológico de Bizkaia, a las afueras de Bilbao, formando parte del llamado CIC Biogune. La empresa matriz comenzó a cotizar en bolsa a finales de 2014 y gracias a eso y a fondos europeos, asegura no sólo a continuidad de este proyecto, sino el desarrollo de proyectos futuros en biomedicina. En 2011 Midatech obtuvo la licencia de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) para la producción de medicinas en fase de desarrollos no estériles, y ahora buscan la certificación para la fabricación de nuevos productos en condiciones asépticas.

¿Qué hacen en Midatech?

Medicación basada en nanotecnología. Podríamos decir que es la dispensación de medicamentos mediante “soportes” microscópicos. En este caso, Midatech utiliza el oro. Sobre una nanopartícula de oro de entre 1,6 y 1,8 nanómetros, alrededor de ella se acoplan las moléculas de insulina (posteriormente en otra empresa -Monosol Rx- las nanopartículas se acoplarán a la tira biodegradable recubiertas de un polímero). El conjunto digamos que es una ”bolita” de no más de 5 nanómetros (un nanómetro es la mil millonésima parte de un metro). Posteriormente, multitud de esas nanopartículas se agrupan en un soporte adecuado, que en este caso es una tira de material soluble. Esa tira llena de nanopartículas se introducirá en la boca -pegándose al interior de la mejilla- y comenzará a disolverse, liberando las partículas cargadas con el medicamento, que serán posteriormente absorbidas por el cuerpo.

Midatech Biogune, nanopartículas para administrar insulina por vía oral

Midatech pretende solicitar la certificación para producir
nanopartículas en condiciones asépticas (Irekia)

¿Por qué el núcleo es de oro?

El oro es un metal inerte y sin toxicidad para el cuerpo. Y al fabricar partículas que no exceden de 5 nanómetros, pueden atravesar sin problemas las barreras renales y ser posteriormente expulsadas por la orina, con lo que el cuerpo absorbe el medicamento y deshecha el núcleo de la nanopartícula. Del mismo modo, el recubrimiento de la tira que se mete en la boca y que protege el medicamento es totalmente biodegradable y se descompone al entrar en contacto con la saliva de la boca.

¿Cómo se “pega” la insulina al núcleo de oro?

El procedimiento de acoplamiento es mediante carga electrostática (algo parecido a cuando por electricidad estática se pegan objetos entre sí). Esa capacidad electrostática funciona como una especie de “pegamento” que mantiene la insulina adherida a la partícula de oro. No hay un proceso químico que adhiera ambos elementos. Por tanto, no hay transformación química de la insulina, que se mantiene intacta.

¿Por qué se absorbe esa insulina por la boca y no sucede con más sustancias que metemos en nuestra boca?

Este es en realidad el secreto de la nanotecnología; una cuestión de tamaño. Las nanopartículas de insulina creadas por Midatech tienen no más de 5 nanómetros de diámetro, mientras que canales de las membranas bucales llegan hasta los 20 nanómetros. Ese menor tamaño les permite “colarse” por la mejilla evitando el recorrido digestivo natural, donde serían destruidas por los ácidos del estómago.

¿Cuánto tiempo tarda en absorberse la nanopartícula?

La tirita tiene dos componentes: la activa que contiene las nanopartículas con insulina y que se disuelve en  10 o 15 segundos, y el segundo componente que tapa la parte activa y que tarda algo mas en disolverse. Normalmente pasados 10-15 minutos ya no queda nada en nuestra boca. Aunque hay ciertas variables dependiendo de cuestiones fisiológicas, por lo que puede haber personas que tarden más tiempo del habitual. En todo caso una vez disuelta la tira activa basta con un vaso de agua para deshacer la tira exterior.

¿Cuándo podrá estar disponible en el mercado?

Actualmente la empresa está inmersa en las distintas fases de ensayos y pruebas necesarias para validar cualquier medicamento. Tras haber realizado ya la fase 1 de prueba con humanos en 2012 en Suiza, se encuentra actualmente en la fase 2 de pruebas con diabéticos y a lo largo de este año se culminará un ensayo que permitirá determinar con más exactitud la viabilidad de este nuevo sistema de administración de insulina. Teniendo en cuenta los plazos regulatorios para el campo de la salud, si todo fuera bien, su comercialización no sería antes de 4 o 5 años. Midatech fabrica las nanopartículas y la empresa norteamericana Monosol Rx fabrica el compuesto soluble que sirve de soporte para estas nanopartículas y fija ambos elementos en una tira biodegradable que se deshace en contacto con la saliva de la boca.

¿Todo es tan perfecto como parece?

Evidentemente no. Hay multitud de aspectos muy complicados en este proceso y en Midatech son conscientes de ello. Uno es por ejemplo la variabilidad. Todos sabemos que una inyección de insulina puede absorberse total o parcialmente, más lento o más rápido… en función de muchas variables fisiológicas o ambientales. En las nanopartículas tienen un problema similar. La absorción de la insulina en las mucosas bucales no es estable y regular. De lo que sí están satisfechos es de que en sus ensayos, la tasa de absorción de la insulina parece ser del orden del 25% (del total suministrada), y esperan mejorarlo en breve. Otro problema derivado del anterior es el de las dosis. Teniendo en cuenta la dificultad a la hora de administrar insulina por esta vía, la posibilidad de sustituir las inyecciones por nanopartículas es a día de hoy demasiado optimista. Justin Barry afirmaba en nuestra charla que su producto lo ven como un eficaz complemento para momentos puntuales (por ejemplo, ante una ingesta entre horas no prevista que requiera un bolus), o para personas con cantidades de insulina pequeña, como los tipo 1 en luna de miel o los tipo 2 que están ligeramente insulinizados a la vez que con medicación antidiabética oral. Y un tercer grupo muy interesante -según Barry- es el de los diagnósticos recientes; personas que si son convenientemente “ayudadas” mediante una medicación adecuada (como por ejemplo estas tiras con pequeñas cantidades de insulina), podrían prolongar su estado durante más tiempo y evitar progresión en la enfermedad.

Lehendakari Iñigo Urkullu visita Midatech

¿Qué se puede esperar a partir de ahora?

El trabajo logrado hasta ahora por Midatech no ha pasado desapercibido para nadie, y diversas multinacionales ya han mostrado cierto interés en esta nueva vía de administración de fármacos que parece tener un futuro muy prometedor. Dados los elevados costes en los desarrollos de un medicamento, no es difícil pensar que -si todo va bien- en una fase más avanzada, puedan buscar una alianza con las grandes multinacionales farmacéuticas de cara a soportar las últimas fases de investigación y comercialización. No obstante, el primer objetivo de Midatech se centra ahora en lograr el éxito en el ensayo clínico que tendrá lugar este año y en el que probarán de manera real su tecnología en pacientes con diabetes, pudiendo comprobar así la eficacia de este sistema.

Infinitas posibilidades

Este novedoso sistema de administración de medicamentos es posible aplicarlo a otro tipo de enfermedades o necesidades. Por ello en Midatech trabajan de manera intensa también en el cáncer, una enfermedad muy adecuada para la nanotecnología médica por ser los tumores una excelente diana terapéutica para las nanopartículas (una diana terapéutica es una sustancia localizada en cualquier parte de la célula capaz de reconocer un fármaco y producir una respuesta). Pero además, las nanopartículas tienen muchas más posibilidades médicas, y en Midatech están trabajando en diversas áreas, como por ejemplo con GLP-1 (péptido similar al glucagón tipo 1). Midatech está investigando una aplicación transbucal de la combinación GNP con GLP-1 para el tratamiento de la diabetes tipo 2, lo que permitirá evitar las inyecciones en este colectivo de pacientes diabéticos. También trabajan en tratamientos:

  • Combinaciones de insulina con GLP-1 (resultados positivos en estudios pre-clínicos).
  • Agonista GLP-1 Exenatide.
  • Q-Octreotide (medicamento utilizado para reducir la producción excesiva de hormona del crecimiento en personas que padecen acromegalia).

Este es en resumen el proceso en el que trabajan en Midatech Biogune, la filial vasca de la inglesa Midatech Pharma. Un proceso que ha sido premiado por la Unión Europea y que les va a permitir continuar con fuerza sus investigaciones no sólo en el área de la diabetes, sino también en áreas como el cáncer. Espero que tras leer esta información te haya quedado un poco más claro en qué consisten las nanopartículas y sus posibilidades en el área de la medicina en general y en el de la diabetes en particular. Desde aquí agradezco al Director de Midatech Biogune Justin Barry por su amabilidad al atenderme y a todo su equipo por los logros obtenidos hasta la fecha, y deseo que sus investigaciones prosigan con éxito.

Si quieres saber más sobre:

Las tiras PharmFilm de Monosol Rx
Web de la empresa Midatech

Fuentes:

Entrevista realizada el 12 de febrero de 2015 con Justin Barry, Director de Midatech Biogune, en las instalaciones de la empresa en el Parque Tecnológico de Bizkaia.
Imágenes: Irekia Gobierno Vasco