Modz, el medidor para niños

En mi asociación siempre he sido el encargado de probar todos los aparatos para diabetes que salían al mercado. Y hace bastantes años, cuando el mercado aún era rígido y con muy poco feedback con el paciente, yo me quejaba repetidamente a los delegados de las distintas marcas que nos visitaban en la asociación: “no hay variedad. Todos los medidores son iguales. Tenéis que hacer productos diferentes para personas diferentes”,  les decía. Por entonces, los medidores de glucosa estaban pensados para un usuario tipo. Pero los pacientes somos de muy diversas clases, y con muy diversas necesidades. Por suerte, con el paso de los años, el mercado de dispositivos para la diabetes ha ido “espabilando” hasta el punto de ir segmentándose tal y como yo reclamaba entonces. Las marcas empezaron a lanzar al mercado medidores pensados para personas mayores (sencillos, con números grandes y sin complicaciones). También empezaron a crear aparatos para gente más joven (con conexión al ordenador). O incluso pensados para personas con bomba de insulina (con medición de cetonas). Pero aunque en la actualidad cada marca sigue teniendo en su gama distintos aparatos con distintos enfoques, nadie ha reparado nunca en un colectivo de pacientes que requieren una atención tremendamente especial por su naturaleza: los niños. Algo tan sencillo como una simple funda de colores es todo lo que han hecho algunas marcas para acercar un poco más sus aparatos al público más joven.

Modz es el primer medidor de glucosa pensado exclusivamente para público infantil. Y la telemonitorización que permite es una enorme ventaja que da tranquilidad a los padres.

Porque un niño, que no entiende aún que es la diabetes, que ni siquiera es consciente de lo que supone y lo que implica, que no es capaz de percatarse de la importancia de monitorizar su glucemia, requiere la máxima ayuda y atención posibles. Y sin embargo, son probablemente el colectivo menos atendido por parte de las empresas que se dedican a este negocio de la diabetes. Un medidor específicamente pensado para ellos podría colaborar en la adherencia a su tratamiento y hacer que se motive; que medir su nivel de azúcar sea para él algo estimulante y un juego. La llamada gamificación, tan de moda actualmente, es realmente un recurso extremadamente interesante en este caso, que puede conseguir que un niño se implique de manera total en la vigilancia de su diabetes y que ello le suponga incluso un reto que -bajo la forma de un juego- le anime a mejorar en el control de su diabetes. Esto es lo que han pensado en Modz, una empresa de tecnologías de salud finlandesa. Y por eso han creado el primer medidor para niños, que ha logrado el famoso galardón Red Dot Award 2014 por su diseño e innovación.

¿ Cómo es el medidor para niños Modz?

¿Qué sería interesante en un medidor de glucosa para niños? Básicamente, que lo entiendan. No sólo en su funcionamiento y su operativa, sino también en lo que significan las cifras que arroja: interpretar los resultados de sus glucemias. Modz lo consigue mediante el juego. Un interface infantil y personalizable y un sistema de logros y juegos integrado con las glucemias que premia los buenos resultados. Todo ayudado por la popular iconografía de los Angry Birds, que se encuentran repartidos por distintas partes del software: en los botones del menú , imágenes de recordatorios de glucemias y vistas de resultados. Además, cuando se muestra el resultado de glucemia, además de la imagen se puede elegir un sonido de los populares pajaritos. La personalización se completa con una cubierta de silicona protectora con los Angry Birds. Y si prefieres, Modz te ofrece una segunda versión de personalización con la estética Modz. Y si no te gustan los pájaros, puedes optar por la versión Blue, con cubierta de silicona azul y sin los Angry Birds como opción de personalización en su software.

Lógicamente, Modz es muy fácil de usar y todo está pensado para su uso por parte de un niño. Pantalla táctil a color y un sistema de recompensa que mediante el juego premia los buenos valores de glucemia. Además, su sistema de presentación de los resultados es totalmente visual y el niño lo puede interpretar sin ningún problema. En definitiva, se pretende que la medición de glucosa en la sangre sea una experiencia divertida.

modz medidor de glucosa para niños 1
Colores vistosos en su pantalla y diseño con los Angry Birds (Modz Oy)

Mejorar tu diabetes mediante el juego

Modz ayuda a que el niño/a con diabetes intente obtener mejores glucemias mediante el juego, gracias a un sistema de puntos. Las buenas glucemias en rango se premian con un punto y por cada 10 puntos, se pasa al siguiente nivel. Ese logro se premia desbloqueando imágenes divertidas del medidor. Cada nivel posterior requiere más glucemias buenas para obtener puntos, lo cual complica un poco más el logro. Cuando se pasan los cuatro niveles, el usuario se inscribe a la lista de ganadores del sitio web de Modz, participando en sorteos mensuales de diversos premios pensados para el público infantil.

Si la gamificación en salud se está demostrando que funciona, ¿cómo no va a hacerlo con el público infantil?

Desde la empresa finlandesa me explican que la parte motivacional del medidor la están trabajando muy a fondo y actualmente están inmersos en un proyecto de investigación para desarrollarla aún más, estudiando la idea de no sólo dar premios y puntos a los buenos  resultados, sino también premiar la propia acción de medir la glucemia, registrar los carbohidratos, las dosis de insulina, etc. Acciones rutinarias que son la base del control de la diabetes. Si la persona adquiere estas rutinas de registro con su aparato medidor, tendrá un buen punto de partida sobre el que después mejorar el control y acostumbrarse a unos correctos hábitos de por vida que mantendrán su diabetes en buen estado y así prevenir complicaciones .

modz medidor de glucosa para niños 2
Tranquilos, además del finlandés, los menús también están en inglés (Modz Oy).

La ansiada telemonitorización

Si hasta ahora he hablado de las condiciones que reúne Modz para estimular al niño a medir su glucemia y también para ayudarle a interpretarla, la otra gran ventaja de Modz es que permite la telemonitorización a tiempo real de los datos. Los padres pueden conocer la glucemia de su hijo en el mismo momento de la medición. Todo de manera automática sin que precise ninguna intervención por parte del niño. Posteriormente, el resultado es almacenado en un servidor seguro en la nube, donde los padres o su médico pueden consultar en todo momento las glucemias y analizar los datos de la misma manera que se hace actualmente con los distintos programas de gestión de la diabetes de otros medidores del mercado.

modz medidor de glucosa para niños 4
Todo el pack es igual de vistoso que el medidor. Hasta el último detalle pensando en los niños (Modz Oy).

Sus prestaciones en resumen

  • 2 perfiles de usuario a elegir: con o sin recordatorios de prueba.
  • 2 opciones de interfaz de usuario: Moodz o Angry Birds.
  • Recuerda al usuario la necesidad de hacerse medición mediante imágenes, música o vibración.
  • El puerto de tiras reactivas se ilumina para poder realizar mediciones en la oscuridad.
  • Indica los resultados mediante números, expresiones y colores, y además mediante voz, música o un silbido.
  • Sistema de gamificación que premia al usuario por los buenos resultados de glucemia, desbloqueando nuevas imágenes y presentaciones de sus menús.
  • Para mayor seguridad, tras una medición anormalmente alta o baja, el sistema solicita una prueba de control.
  • Visualización rápida de las glucemias mediante lista, gráfico de barras, gráfico circular y medias.
  • Envía los resultados de la medición como mensaje de texto SMS al destinatario seleccionado.
    Permite asociar las glucemias obtenidas junto con carbohidratos, insulina y otros eventos.
  • Sube todos los valores registrados al servicio seguro en la nube MODZweb.
  • Rango de medición: 20-600 mg/dl.
  • Funciona únicamente con las tiras reactivas Modz.
  • Tamaño pequeño, adecuado para la mano de un niño: 72x49x15 mm.
  • Memoria: 3000 resultados.
  • Funcionamiento con batería recargable.
  • Envío de datos: tarjeta SIM (GSM).
  • Exactitud MARD 6% (ISO 15197/2013).

¡Lo quiero! ¿Cómo se compra?

Medidor de glucemia para niños Modz
El funcionamiento del Modz es tan sencillo como cualquier otro aparato del mercado (imagen: Modz Oy).

Si todo lo que has visto sobre el medidor para niños Modz te gusta, que sepas que ya está disponible para su venta en España. Pero hay dos cuestiones fundamentales en este aparato y que lo diferencian del resto. La primera es que las tiras reactivas NO las tienes disponibles en tu centro de salud. Debes comprarlas. Al menos por el momento. Y la segunda, que su capacidad de telemonitorización hace que el medidor tenga instalada una tarjeta SIM en su interior; tarjeta que va asociada a un paquete de servicio que Modz ofrece.

Si quieres el sistema Modz, necesitarás comprar dos cosas: el kit de inicio y el paquete de servicios. El primero incluye el medidor y la tarjeta SIM y tiene un coste de 349€. Con esta tarjeta podrás hacer funcionar el paquete de servicios, que te permite la telemonitorización (enviar notificaciones SMS/mail y tener acceso a Modzweb, el servicio de resultados basado en la nube). El paquete de servicios tiene una cuota mensual e incluye:

  • Tiras reactivas que se envían a tu domicilio 3 veces al año.
  • Lancetas de punción.
  • El servicio de telemonitorización por SMS y correo electrónico.
  • Acceso a Modzweb, el servicio de datos de glucemia en la nube.

Y hay 2 paquetes de servicio diferentes en función del consumo de tiras reactivas que hagas:

  • 4 tiras al día en una suscripción de 12 meses. Incluye 30 cajas de tiras (1500 tiras), 600 lancetas, servicio SMS, envío de datos y licencia del uso del sistema ModzWeb. 3 envíos al año. Se cobra mensualmente. Coste: 49,90€/mes.
  • 8 tiras por día en una suscripción de 12 meses. Incluye 60 cajas de tiras (3000 tiras), 600 lancetas, servicio SMS, envío de datos y licencia del uso del sistema ModzWeb. 3 envíos al año. Se cobra mensualmente. Coste: 79,90€/mes.
  • Y si quieres botes de tiras adicionales, se pueden adquirir cuando necesites a través de su web. Coste: 39€ (bote 50 tiras reactivas). También tienes disponible: pinchador, lancetas, solución de control…

Modz integra en su hardware la tarjeta SIM, por lo que no es posible seleccionar otra tarjeta SIM de una compañía diferente. Asimismo, en el precio del service pack están incluidos los costes del servicio de telemonitorización, con lo que el usuario no debe pagar ninguna cuota a ninguna compañía telefónica por los datos que envía el medidor Modz.

En Modz me han pedido tu opinión

Medidor de glucemia para niños Modz
La filosofía de Modz es que tu medidor sea algo que te guste enseñar, lejos de la tradicional imagen de un aparato médico (Imagen: Modz Oy).

Un pequeño handicap es que a día de hoy, Modz está disponible para su compra desde España, pero el aparato aún no tiene la posibilidad de menús en nuestro idioma. Aunque si estás interesado, que no cunda el pánico: además del finlandés, está disponible el inglés. Desde la empresa Modz están interesados en ofrecer el medidor en España, pero están también interesados en conocer si el hecho de no disponer aún de idioma español en su software sería un obstáculo insalvable para los usuarios interesados. Por eso en Modz me piden que insista en este aspecto; en la empresa finlandesa seguirán con interés este artículo para conocer vuestra opinión. Y por eso te animo a que dejes tu comentario sobre si tendrías algún problema en manejarte por el momento con los menús en inglés.

OPINIÓN DEL JEDI AZUCARADO
A falta de verlo y probarlo, Modz se presenta como una gran idea que puede conseguir algo muy muy importante: que un niño quiera medirse la glucosa constantemente y que el hacerlo le motive a intentar mejorar su diabetes. El sistema de  puntos y recompensas hacen que la medición sea emocionante y divertida. Y los recordatorios le ayudan a ser disciplinado en el autocontrol. Por si todo esto fuera poco, la posibilidad de que los padres sepan en tiempo real la glucemia de sus hijos es algo que a día de hoy ningún otro sistema del mercado ofrece, ni siquiera los de medición continua (únicamente el Share de Dexcom, pero no está disponible en España). A falta de probarlo, el planteamiento de Modz me gusta mucho. Creo que puede funcionar. Su gran handicap: que debes comprar sus tiras vía web, ya que no están aún disponibles en nuestro sistema sanitario, aunque desde la empresa finlandesa me confirman que están en conversaciones para entrar en próximos concursos en diversos sistemas de salud de nuestro país. Si eso se consigue, creo que este aparato podría ser de gran ayuda, no sólo para los padres y madres, sino para los propios niños y niñas, que tendrían en este medidor motivacional una gran herramienta para la disciplina y el correcto autocontrol de la diabetes. Actualmente Modz lleva a cabo un ensayo clínico con el Hospital Universitario de Tampere en Finlandia. Veremos qué resultados obtiene entre el público infantil y si la gamificación repercute en sus diabetes.

Así es este novedoso medidor para niños llamado Modz. Interesante planteamiento pensado para un colectivo que las empresas del sector nunca han segmentado y que sin embargo, requiere la máxima atención por sus características particulares. Conseguir que un niño sea disciplinado en su monitorización, que se motive con los valores que obtiene y que además, los padres podamos estar tranquilos viendo sus glucemias, es algo que por sí solo, destaca de entre todo el panorama de dispositivos para la gestión de la diabetes.

Deja aquí tu comentario sobre lo que te ha parecido Modz. Y si para ti sería un obstáculo su mecánica de suscripción mediante “service pack”,  comprar las tiras o sus menús en inglés.

Si quieres más información, entra en la web de Modz.

Fuente: Modz Oy. Gracias a Riitta Mettomäki (Responsable de Expansión de Producto).

Todas las entradas de mi blog que analizan o detallan productos o marcas son publicadas porque yo considero de interés, y no son fruto de ningún tipo de acuerdo, imposición o compensación económica o de ningún tipo. Puedes leer la política editorial del blog aquí.

 

  • Mari Rego

    El único problema es el precio, por lo demás parece estupendo para los más pequeños. Los menús en inglés o la supscripción no es un problema. Lo de la gamificación está claro que funciona sólo hay que ver el reto del 111.

  • david

    Yo lo utilizaria si no fuera por;
    1-el coste mientras no lo soporte el sistema sanitario.
    2- mi hijo lleva bomba y es mas comodo hacer lectura con el medidor que conecta directamente.
    3-para la telemonitorizacion…..esta muy bien. Pero seria en mi caso mucho mejor tener esto en el libre.

    Es algo fantástico que hagan estos equipos encarados a los niños. Mi hijo al colocarle la bomba o al darle el lector del libre me hizo la misma pregunta; puedo jugar? Tiene juegos?…..pero en mi caso no lo utilizaria por los motivos descritos, el tema del ingles podria ser incluso un incentivo para los niños, para practicar.

  • Alejandro Castilla Rodríguez

    Jeje, parece que a todos nos gusta que el resultado sea el “peine”, nombre del 111 en casa.

    Lo cierto es que veo el handicap de que no esté disponible en español como fundamental para que tenga viabilidad comercial. Sin menús en nuestro idioma no va a pitar.

    Pero también creo que o alcanzan acuerdo de financiación pública o le auguro muy poco éxito. Es mucho dinero al mes y las ventajas no son tantas, aunque eso no quiera decir que no mole un montón. Es fantástico el tema de avisos, motivación del niño… así como los sistemas de telemonitorización. Pero no olvidemos que a partir de una edad temprana (el mío desde los 5 años) manejan whatsapp, tiene un reloj con alarmas… y con eso puedes tener la información en cada momento además de estar comunicado en ambas direcciones.

    Pero reitero, que está muy chulo.

  • Lucy

    Me parece muy buena la idea, genial para los peques y mejor para los padres. Todo lo que sea mejorar, es bienvenido, por supuesto!

    Me gustaría que el coste de las tiras, por lo menos, entrase en el sistema sanitario ya que precisamente por ser niños hay que realizar muchos controles diarios. Por lo demás, creo que habría que probarlo y después comentar.

    Lo pediré para mi enano y os comentaré.

    Muchas gracias por mostrarnos novedades, noticias y darnos esperanzas para vivir mejor el día a día con la diabetes.

  • Rubén

    Hola tengo un nino hijo de 3 años con Diabetes desde los 2. Honestamente me preocupa el hecho de que se premia las solo “buenas” glucemias. Es decir fuera del rango de “buen valor” esta mal. Descuidar esto premiando lo otro puede producir un efecto negativo en los chicos frustrandose porque sus valores no son óptimos. Cuando esto, en los chicos, no es una evidencia de que su diabetes va mal.
    Vivimos en Argentina y nos gustaría poder acceder a este sistema. Podremos tenerlo por aca?

  • Raquel

    No esta mal,pero el idioma frena un poco la verdad.el tema de las tiras exclusivas tampoco me gusta mucho y que premie las buenas glucemias …si no depende solo de ellos!!algunas veces se disparan porque si
    Lo que estaría fenomenal seria que no se machacaran tanto sus dedos.

  • Karoliine Nattall

    PUES SE ESCUCHA BIEN SÓLO QUE QUIERO SAVER CÓMO PUEDO CONSEGUIRLO Y DSP DE AVERLO USADO ENTONCES SABRE CM ES LA MÁQUINA YO QUIERO UNA Y CM PUEDO HOSTENERLA PLIS MIL BENDICIONES PARA TDOS DLB

  • carme

    yo lo veo muy chulo! a mi hijo le ha gustado al enseñárselo.
    también veo lo que se ha comentado, no hay glucemias buenas o malas, sino altas, bajas o dentro del rango deseable, me gusta la idea de incentivar, pero muchas veces, mas de las que nos gustarían, hay números no deseables fuera de nuestro control. nosotros tenemos unas hojas de la asociación de nuestra ciudad en las que esta representado unas graficas con un submarino de fondo y según la glucemia el submarino esta siguiendo su camino o si esta bajo llega al fondo marino y si esta alto esta por la superficie. a veces cuando esta muy alto decimos de broma que el submarino ha pasado a ser ovni, jeje.

    Mi hijo lleva bomba también, esto seria para compatibilizarlo en su caso, llevar los dos a la vez, porque tenemos que manejarlo desde el otro y es complicado en nuestro caso usarlo por ese sentido, pero lo dicho, me encanta!

    el precio es alto, y el mantenimiento también. si pasara a estar dentro de la SS seria una opción muy a tener en cuenta, creo. que este en ingles personalmente no lo considero negativo, pero si seria mas cómodo en castellano. para los niños también puede ser positivo familiarizarse con estos términos en ingles.

  • noelia

    Una gran idea de un coste muy elevado, ya tenemos muchos gastos para asumir mas, nosotros pagamos las tiras y lancetas, y con los niños se gasta mucho.

  • Maria

    Hola! Acabo de leer el articulo y me parece interesantisimo! Tengo un hijo de 8 años con diabetes tipo1, enamorado de angry birds. Sin embargo estoy de acuerdo con varias de las opiniones que se han dado: la primera lo veo de coste elevado (el pack de 4 tiras al día es muy escaso) y la segunda es que bastante rabia les da a ellos tener “glucemias malas” como para que además se les penalice por ello… En el caso de mi hijo las “glucemias malas” suelen ser casi siempre por que tiene catarro o está enfermo, o por circunstancias que se no escapan… Si el pobre es super obediente para las comidas, ejercicio y demás!
    El tema del inglés en cambio no creo que sea una barrera.

CONTENIDOS DEL POST:1 ¿ Cómo es el medidor para niños Modz?2 Mejorar tu diabetes mediante el juego3 La ansiada telemonitorización4 Sus prestaciones en resumen5...
" />