¿Miedo o hiperglucemia?

san fermin y diabetesSudor frío. Palpitaciones. Nerviosismo. Temblor de manos… ¿Hipoglucemia? No. Encierro de San Fermín. Síntomas similares con orígenes bien diferentes. Quizá alguno de los héroes-locos que entrarán al callejón estos días tenga diabetes y por tanto, conozca bien esos síntomas en su vida diaria. Pero a buen seguro que hoy no los sentirá por hipoglucemia, sino por tener delante dos enormes astas pegadas a 600 kilos de puro músculo embravecido. La situación es de tal tensión que según la teoría, la gran cantidad de adrenalina liberada tiene un potente efecto inhibidor de la acción de la insulina, lo cual es suficiente como para provocar una hiperglucemia fulminante en esos pocos minutos de tensión que dura el encierro.

De momento, tengas o no tengas diabetes, mucho cuidado en ese callejón. Yo -como casi todo el mundo- lo veré desde la barrera, aunque mi glucemia también se alterará tan sólo viendo esas imágenes que año tras año, atraen la mirada de millones y millones de personas en una fiesta que ya es conocida en todo el mundo. Hoy, como no podía ser de otra forma, el día es rojo. Y el rojo es Pamplona el 7 de julio. Suena el cohete; se abre el portón de los corrales. Espero nervioso en la cuesta de Santo Domingo. Sudor frío, palpitaciones… ¿Hipoglucemia? ¡NO! ¡Viva San Fermín!

Oscar López de Briñas Ortega
@oscarbrinas
Sígueme en Twitter / Facebook / Google+

" />