Lentillas Google

Más datos técnicos sobre las lentillas Google que miden la glucosa

Las famosas lentillas de Google fueron en su día una de las noticias que más expectación crearon entre la comunidad de personas con diabetes. Porque aunque los dispositivos de medición continua son a día de hoy probablemente la gran estrella en tecnología para diabetes, lo es aún más un dispositivo no invasivo. Y si es imperceptible y el proceso de lectura es totalmente transparente sin que nadie a nuestro alrededor se de la más mínima cuenta, aún mejor. Y este caso es precisamente el de las lentillas Google. La empresa norteamericana nos revolucionó a todos con la noticia de que estaba desarrollando unas lentillas que leían la glucosa y sus valores eran enviados a nuestro smartphone mediante un transmisor incluido en la lentilla. Ciertamente, suena increíble. Pero en 2014 supimos que Novartis se aliaba con el gigante de la informática para el desarrollo de este novedoso “supergadget”, lo cual daba verosimilitud a la noticia y permitía pensar que no se trataba sólo de una noticia fake generada por las agencias de prensa de las multinacionales para estar en el candelero.

Uno de los diagramas proporcionados por Google al registrar la patente de sus lentillas medidoras de glucosa
La patente de Google explica detalladamente las posibilidades que tiene el receptor: pendientes, diademas, collares… (Imagen: Patente de Google US20150061837Y  registrada en United States Patent and Trademark Office USPTO)

Y recientemente DiaTribe publicaba una noticia dando algo más de información que nos permite seguir ilusionándonos con algo que sigue pareciendo de película más que algo realizable: Google ha obtenido patente por su lente de contacto medidora de glucosa, lo cual -si bien tampoco es una garantía de que todo termine bien- marca un paso más en un proceso del que nada o casi nada sabemos por el hermetismo que guarda la empresa de la gran G. La patente no debe recoger necesariamente la última versión de este dispositivo, pero indica que el desarrollo continúa, y eso no es poco, dada la aparente complejidad que a cualquier profano nos sugiere a priori un dispositivo así.

Diagrama de funcionamiento proporcionado por Google al registrar su patente de las lentillas medidoras de glucosa
(Imagen: Patente de Google US20150061837Y registrada en United States Patent and Trademark Office USPTO)

Algunos detalles técnicos del sistema

Según se deduce de la patente presentada (puede verse el documento en este enlace), habría varios puntos destacables:

  • El sistema constaría de 2 elementos: la propia lente de contacto, que incluye la tecnología para detectar los niveles de glucosa y enviar los datos, y una pantalla que permite ver la información.
  • Las lentillas usan el mismo método de lectura de reacción electroquímica que otros medidores continuos.
  • La tecnología de transmisión desde la lente al receptor es RFID, lo cual puede explicar la enorme miniaturización necesaria para compactar el transmisor en una lente de contacto. Un chip RFID pasivo recibiría energía de un aparato cercano que se la suministrara y le permitiera enviar los datos de glucosa, como unas gafas, collar, pendiente… De ahí que Google hable de estos accesorios como posibles receptores de datos.
  • Un dato impactante y que suscita la máxima curiosidad: la patente habla de que el lector no tiene porqué ser la clásica pantalla en una cajita receptora con aspecto de móvil. Menciona específicamente la posibilidad de que sean gafas, pendientes, collares, o incluso ropa. Tan sólo se necesita que el lector esté bastante cerca de las lentillas para asegurar la comunicación. Se entiende que la altísima miniaturización que necesita empaquetar un transmisor en una lentilla marca un alcance mínimo para el receptor. Pero ¿una bufanda o un collar como receptor? Verdaderamente, si antes ya estábamos intrigados con la tecnología de este invento, ahora lo estamos aún más (ver primera imagen de este artículo).
  • La patente habla de sistemas de alarmas de hiper e hipoglucemia, lo cual nos lleva a pensar que las lentillas Google es un medidor continuo de glucosa en toda regla y no tan sólo un sistema de lectura no invasiva puntual como algunos otros que se están desarollando paralelamente.
  • Semejante proyecto se nos antoja casi imposible de embutir en una lente de contacto, pero en la patente se especifica que el aspecto, dimensiones, grosor, etc. son los mismos que cualquier otra lente de contacto estándar disponible actualmente en el mercado.
  • Google en su patente habla de la posibilidad de medir en el fluido lacrimal no sólo la glucosa, sino otros compuestos, como Potasio, Calcio, Colesterol, Sodio y “otros biomarcadores”.
  • Con respecto a la medición de glucosa, Google reconoce la diferencia de concentración de sustancias entre el fluido lacrimal y la sangre entera, y afirma que “tan sólo” hay que encontrar la correlación entre ambas concentraciones. En glucosa, afirman que en lágrima es la décima parte que en sangre.
  • La documentación habla de calibración del aparato. Cita entre las posibilidades, la de que tras una comida, el usuario pulse un botón del receptor indicando a las lentes que la glucosa en ese momento debe ser alta. Y lo mismo cuando está baja. De ese modo, se ajusta la correlación entre las reacciones químicas obtenidas en la lente con la lágrima y los valores reales de glucosa en sangre.
Diagrama aportado por Google al registrar su patente en el que se muestran los distintos tipos de datos que podría mostrar el receptor
Google muestra en su patente los distintos tipos de datos que podría mostrar el receptor (Imagen: Patente de Google US20150061837Y registrada en United States Patent and Trademark Office USPTO)

Sin duda, esta es una de las novedades más impactantes de los últimos años en tecnología para la diabetes. Muchos seguimos siendo escépticos tras ver otros desarrollos fracasar en la lectura no invasiva de glucosa, no tanto por la posibilidad de conseguirlo -que es factible- sino más bien por la exactitud y fiabilidad de los datos obtenidos. Hablamos de un dispositivo médico (un medidor continuo de glucosa) que exige la máxima rigurosidad y exactitud. Y eso descuelga muchos proyectos que técnicamente lo han conseguido, pero no han podido llegar al elevado listón que pide la Administración -y con razón- para homologar estos sistemas de diagnóstico médico. Sea como fuere, Google mantiene el máximo secreto en este proyecto. ¿Indica eso algo? Rotundamente no. El mismo secreto aplica a otros proyectos, con lo que cuando ellos quieran sabremos más cosas, tanto para bien como para mal. Esperemos que sea para lo primero. Aún tenemos fresco el pequeño fiasco de Apple con su smartwatch, con el que pretendía leer glucosa y pensaba que todo era coser y cantar, pero luego ha ido descubriendo que todo esto es más complicado de lo que parece.

Aunque esperamos con interés más noticias (deseamos que positivas) sobre estas lentillas Google y aún le queda mucho trecho a este dispositivo hasta llegar a nosotros (homologaciones, ensayos clínicos, aprobaciones…), muchos ya empezamos a pensar que es precisamente Google quien fabrica este dispositivo. Y todos sabemos la omnipresencia del gigante norteamericano. Si este desarrollo ve la luz, no sólo sabrá qué nos gusta, dónde vamos de vacaciones, qué banco tenemos… sino que también sabrá qué tal llevamos nuestra diabetes, ya que conocerá nuestras glucemias. Inquietante. De hecho, a buen seguro esta entrada de hoy en el blog sobre su proyecto ya habrá sido rastreada por sus arañas de búsqueda…

¿Qué opinas de este desarrollo? ¿Te parece de ciencia ficción o lo ves realizable? Déjame tu comentario.

Fuente: DiaTribe
Diagramas de la patente y datos técnicos extraídos de: United States Patent and Trademark Office
Imagen destacada: Spiele5 para Pixabay
  • Alberto Such

    Muy interesante, pero hay que tener en cuenta que una patente no significa que el producto se acabe desarrollando exactamente como se describe en ella. Las patentes tienen dos partes: una descripcion de “una posible” implementacion de la idea, y una lista de “claims” (no se como traducirlo al castellano) en el que se dice las ideas que se quieren patentar. Las claims son siempre mas amplias que la descripcion, y cubren diferentes maneras de implementar el producto, de manera que detalles tales como funcionaria la recepcion de la senal de las lentillas pueden cambiar mucho entre la patente y el producto final. Ademas, el hecho de que se haya pedido una patente, no significa que el producto este listo para venderse, es posible que exista la tecnologoa basica, pero sea dificil de integrar, y producir a un coste asequible.
    En cualquier caso, es una buena noticia que se este investigando en estas areas, y aunque al filan no sea exactamente esto lo que se acabe introduciendo, seguro que salen nuevas ideas de esa investigacion.

    • Efectivamente, Alberto. Ya comento ese detalle al principio de la entrada. Pero lo que sí está claro -al menos de momento- es que Google trabaja en ello. Y todos esperamos (y deseamos) que la investigación llegue a buen término. Y como dices, a veces una línea de trabajo que no termina por demostrarse incorrecta da pie a otra nueva que sí acaba con éxito y se deriva de la anterior…

  • Pingback: Más datos técnicos sobre las lentillas Google que miden la glucosa()

" />