la FDA aprueba la 670G

Estos días se está hablando de este asunto. Ha salido incluso en la prensa generalista. Yo he hablado de ella unas cuantas veces (puedes leer las referencias a ella escritas en el blog aquí). La MiniMed 670G es una bomba de insulina muy esperada por todos, ya que se trata de la evolución de la actual 640G. ¿Pero qué diferencia a esta prometedora bomba de su actual hermana pequeña?

Hay que comenzar diciendo que este nuevo sistema integrado NO es un páncreas artificial. Un sistema de bucle cerrado (o páncreas artificial) es un sistema totalmente autónomo que funciona sin intervención humana las 24 horas del día, tomando decisiones no sólo en la infusión basal, sino también en los bolos prandiales (en las comidas a lo largo del día). Pero este nuevo sistema 670G aún no siendo un páncreas artificial (ojo con algunos titulares que se están publicando al respecto, inducen a error) es la mayor aproximación comercial a ese concepto hasta la fecha. Porque en conjunción con el sistema de medición continua de glucosa de la misma marca (a través de su también renovado sensor Enlite3) presenta un automatismo total en su funcionamiento basal, tanto en hipo como en hiperglucemias. Aunque hay que recordar que los bolos seguirán siendo manuales, si ese prometido automatismo durante el día funciona medianamente bien, podría convertirse en todo un logro que marque una diferencia importante con el resto de dispositivos similares del mercado.

La FDA norteamericana acaba de dar el ok a este dispositivo y este es el paso previo para poder comercializarla. Aún no hay informaciones oficiales al respecto por parte de Medtronic, pero es probable que en Europa sea el Reino Unido de nuevo quien comience a disponer de este esperado sistema integrado.

Fuente: FDA (enlace externo en inglés).