gluQUO, mi registro de diabetes

Hace bastantes años sólo podíamos volcar los datos de nuestra diabetes en casa frente al ordenador. Y muy de vez en cuando nos sentábamos durante un rato a analizar esas estadísticas y sacar conclusiones. Pero por suerte, el avance tecnológico y concretamente de las TIC nos ha permitido controlarla en todo momento. Si la diabetes va con nosotros a todas partes… ¿por qué no poder analizarla en cualquier momento y en cualquier lugar? Esta capacidad es sin duda el eje de la diabetes actual, la cual suelo denominar “diabetes 2.0”. Una gestión permanente fruto de la tecnología. Hoy, nuestros medidores capilares o intersticiales recogen cientos de datos (no sólo glucemias) que volcamos en aplicaciones específicas. Atrás quedó la época en la que los programas de gestión sólo estaban en un ordenador de casa. Hoy, el smartphone es quien recoge esos datos y los almacena en nuestra base de datos personal en la nube. Actualmente disponemos de muchas apps para la gestión de la diabetes, porque es precisamente la diabetes una de las áreas de mayor crecimiento en el desarrollo de soluciones informáticas de salud. Pero la abundancia no es sinónimo de calidad. La gran mayoría son mediocres o carentes de la funcionalidad o usabilidad adecuadas. Generalmente extranjeras (con el inconveniente adicional que supone para muchos el idioma), aunque en nuestro país se han desarrollado en los últimos años varias interesantes apps para diabetes. Una de las últimas en llegar es gluQUO.

gluQUO
Imagen: gluQUO

Qué es gluQUO

gluQUO es una app de gestión de la diabetes creada por QUO Health (enlace externo), una startup dedicada a la salud. Hace algunas semanas el equipo de gluQUO me invitó a conocer su app y me desplacé hasta sus oficinas en Madrid. Allí pude conocer de primera mano qué es gluQUO. Se trata de una app que en opinión de sus creadores busca básicamente solucionar uno de los mayores problemas de este tipo de programas. Para quienes hayáis utilizado como yo muchas de estas aplicaciones, uno de los principales motivos por los que en muchos casos se dejan de usar es por la incomodidad. El engorro de meter datos, la pérdida de tiempo que conlleva introducir todos y cada uno de los datos en una comida… insulina… hidratos… glucemia… circunstancias adicionales… alimentos ingeridos… Sabemos que en la posterior estadística de la diabetes, a más datos introducidos, mayor es la calidad de los análisis. Y por ello meter datos es clave. Pero habitualmente resulta una tarea engorrosa, aburrida y lenta. Este es el principal reto que tenían en QUO Health a la hora de crear gluQUO. Convertir una tarea engorrosa e incómoda en algo sencillo, intuitivo y rápido. Para saber si lo habían conseguido decidí instalármela y probarla durante varias semanas durante su fase de lanzamiento beta.

interface de la app gluQUO
imagen: gluQUO

Qué puedo hacer con gluQUO

Tras probarla durante un tiempo, desde un principio se ve que la aplicación presenta en principio todas las funcionalidades que tienen la mayoría de estas apps. Con ella puedes tener un diario actualizado con todos los datos que necesitas introducir en la gestión de tu diabetes: glucemias, carbohidratos, tipos de comida, actividad física… y todo representado de una manera gráfica bastante clara mediante un sistema de iconos visualmente sencillo. Pero además, presenta una funcionalidad que va en la línea del ahorro de tiempo que comentaba más arriba. La función de autocompletar te va sugiriendo las comidas que más sueles comer. Y no necesitas introducir la palabra completa; gluQUO la reconocerá y la registrará. Esta función va más allá de un mero ahorro de tiempo, ya que la introducción de los alimentos es clave para que podamos analizar a posteriori qué ha ocurrido con nuestras glucemias en un determinado día y saber el porqué. Muchas personas no introducen alimentos en sus apps de diabetes, pero esta capacidad me parece muy importante para poder analizar a posteriori qué ha ocurrido con nuestras comidas y sus glucemias .

gluQUO
imagen: gluQUO

Por otro lado, la cada vez más demandada función de calculador de bolo también está presente en esta app, una característica que siempre me ha parecido interesante en cualquier hardware o software de diabetes. Además, la interconexión con entornos de salud como Google Fit o Apple Health permite mayores capacidades de interconexión y cruce de datos de salud. Con gluQUO puedes por ejemplo registrar tu historial de sueño o tus pulsaciones en las sesiones deportivas. Y por supuesto la captación de datos de glucosa de otros aparatos. Con Apple Health por ejemplo es posible capturar las glucemias del medidor continuo Dexcom. El futuro sin duda es la integración de todos estos dispositivos en cualquier entorno o app de gestión de diabetes.

La clave de una app de diabetes es el análisis posterior

Pero lo que hace buena a una app de diabetes no es sólo su manejo en el día; su usabilidad, su interface, su comodidad. También es muy importante el qué y el cómo: qué datos nos proporciona a posteriori y cómo nos los da. Normalmente, el tratamiento de estas bases de datos suele ser en bruto, sin discriminar en exceso. Separa por días… por horas… por comidas… ¿Pero qué ocurre si queremos aprender realmente de nuestra diabetes? La clave para ser un paciente perfecto es conocer cómo funciona nuestra diabetes. Y para ello debemos hacer un análisis más detallado. En especial de eventos como la comida. En esta tarea gluQUO tiene una función que me ha gustado durante el tiempo que la he estado probando. Además de la ya comentada introducción de los alimentos con la función autocompletar, el programa guarda esos datos como etiquetas, de tal modo que posteriormente basta con pedirle que nos busque una palabra concreta para que nos muestre todos los días en los que un determinado alimento ha formado parte de nuestra comida. Busca por ejemplo “arroz” y verás todos los días en los que comiste arroz y qué ocurrió después con tu glucemia. Analiza las fichas de esos días y sabrás qué debes hacer la próxima vez. Sin duda, una función especialmente interesante. Una app de diabetes es más que una mera base de datos que muestra medias y desviaciones. Debemos fijarnos en cada detalle, en cada comida. Y analizar datos de una manera más concreta y detallada. Creo que esta función de búsqueda de gluQUO permite un mayor aprendizaje de tu diabetes. Pero además para muchas personas el cálculo de hidratos de carbono suele ir asociado a una imagen mental de la comida en un plato. Por ello, gluQUO permite asociar una fotografía a una comida concreta. Añade una imagen y posteriormente tendrás más clara en tu cabeza la asociación visual entre las cantidades de comida en el plato y su cómputo de HC.

interface de la app gluQUO
imagen: gluQUO

¿Un restaurante “diabetes-friendly”?

Sabemos que cada diabetes es distinta. Pero para todos es siempre especialmente complicado salir a comer fuera de casa. Ingredientes que no conocemos ni controlamos… cantidades más difíciles de estimar… el resultado de las comidas en los restaurantes suele ser casi siempre peor de lo que nos gustaría. Por eso gluQUO dispone de una curiosa e interesante novedad: la función “Restaurantes”. Con ella la app te geolocaliza y puedes hacer una búsqueda de los restaurantes de la zona en la que estás y localizar aquellos en los que otros usuarios hayan dejado sus “experiencias glucémicas”: ingredientes traicioneros… platos con cantidades engañosas… cualquier nota que pueda ayudar a otra persona con diabetes puede ser registrada por ti o por cualquier otro usuario y quedar accesible para el resto. Puntúa cada restaurante con una nota que ayude a los demás. Conocer la experiencia de otras personas como tú en el sitio en el que vas a comer puede ser la diferencia entre una post buena o una desastrosa. Una función cooperativa curiosa e interesante en algo siempre tan complicado como comer fuera de casa.

app de diabetes gluQUO
Imagen: gluQUO

gluQUO ya disponible en Android e iOS

La app gluQUO ya está disponible para Android o Apple y se puede descargar y utilizar de manera gratuita. Sin embargo, algunas funcionalidades son adicionales y puedes optar a ellas por una cuota inferior a 3€ mensuales si optas por el pago anual. Entre ellas dispones por ejemplo de la automatización de etiquetas. La app irá aprendiendo de tus hábitos para marcarte las etiquetas de forma automática. Además, el calculador de bolos es ilimitado en la versión Premium. Y la función “Restaurantes” en su versión Plus permite a los usuarios Premium ver todos los restaurantes a los que han ido los usuarios de gluQUO y conocer su nota media. Otra prestación interesante en la versión Premium es la reutilización de una entrada previa del histórico de datos. Si vas a crear una entrada nueva que es igual o casi igual a una anterior, duplica la antigua y ahorrarás tiempo, uno de los grandes objetivos de gluQUO. Por ejemplo, cuando comes frecuentemente la misma comida. Tan sólo deberás cambiar la glucemia de ese momento. Finalmente, los recordatorios también son una función interesante para que no se olvide la insulina en sus dosis basales, de bolos, así como también recordatorios para anotar en gluQUO los datos.

En resumen, tras unas semanas usando esta nueva app de diabetes, podría concluir diciendo que lo que más me gusta es su sistema de etiquetas y las posibilidades de búsqueda que aporta. El interface es sencillo y su sistema es tremendamente visual en base a grandes iconos de color, que facilitan encontrar la información. Esta es una característica muy valiosa en este tipo de apps que gestionan tanta información y es también utilizado por alguna otra app de diabetes del mercado. En definitiva, es sencilla de hacerse con ella. Me parece interesante y divertido el planteamiento del compartir un listado de restaurantes con buenas experiencias de otros usuarios. Pero a estas alturas de la película se echa en falta la lectura automática de dispositivos, especialmente los de medición intersticial. Aunque esa funcionalidad es algo por lo que están peleando todas y cada una de las apps de diabetes y depende más de las propias compañías productoras de esos hardware que de quienes pretenden esos datos; datos que por cierto sigo reclamando que son de quien los genera y tiene todo el derecho a tratarlos con la app que más le guste.

Si quieres instalar gluQUO, aquí tienes los enlaces de descarga para Android y Apple (enlaces externos). Para más información, puedes visitar la web de gluQUO (enlace externo).

Este es un #PostPatrocinado. Puedes leer la política editorial del blog en su apartado de contenidos patrocinados.

CONTENIDOS DEL POST:1 Qué es gluQUO2 Qué puedo hacer con gluQUO3 La clave de una app de diabetes es el análisis posterior4 ¿Un restaurante...
" />