La empatía de “El día que todo cambió”

Hay una facultad de la que se suele hablar mucho, que tiene una imagen positiva y que todos quisiéramos cumplir, pero no vivimos en una sociedad que la favorezca. Nuestra Real Academia Española RAE lo define como “Sentimiento de identificación con algo o alguien” o también como “Capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos”. Esta segunda acepción es la que me interesa y a la que me refiero. Hablo de la empatía. una capacidad de ponernos en la piel de otro; de entenderle, de comprender lo que siente y de alegrarnos o sufrir con él/ella. Esa cualidad tan valorable en una persona es algo que a veces nos nace o brota de un modo natural sin que nos demos cuenta. Y suele surgir cuando alguien pasa por algo que tú has pasado. Algo que has vivido… y generalmente que has sufrido. Ese último sentimiento (el sufrimiento) es muy generador de empatía. Nos cuesta no actuar o no ponernos en la piel de otro cuando sabemos que va a sufrir algo que nosotros ya conocemos. Y eso nos genera una empatía automática. Este sentimiento se produce de manera muy frecuente en el mundo de la diabetes. Y yo suelo comentarlo en las charlas como una de las grandes ventajas de poner en común a personas que tienen lo mismo. La empatía es además algo que nos hace sentir bien; más completos y mejores personas. Las personas que llevamos muchos años con diabetes hemos podido vivir muchas situaciones en las que hemos experimentado y puesto en práctica esta empatía en la diabetes. Y es algo que nos reconforta. Un sentimiento que como consecuencias colaterales puede ayudar a otros; generar empoderamiento, ayudar a implicarse, ser pedagógico… Yo diría que este sentimiento (empatía) es uno de los personalmente más me afloran tras haber leído “El día que todo cambió”, el libro del que os hablo hoy.

El día que todo cambió

Hace algún tiempo dos personas pensaron que querían aportar en esta labor de concienciación en diabetes e idearon algo diferente. Montse Parrales y Pilar Alcántara quisieron recoger de alguna manera el impacto no sólo físico, sino también emocional y social en la persona afectada y en las que le rodean. Ambas madres de hijos con diabetes. Ambas conocedoras muy de cerca de todo lo que esta enfermedad supone. Y dijeron: ¿Por qué no escribir un libro con testimonios de personas con diabetes, allegados y profesionales que tienen relación con la enfermedad? Las autoras comenzaron este proyecto que recientemente vio la luz con este libro que pretende trasladar un mensaje positivo de ánimo y esperanza a todas las familias que pasan por situaciones similares.

"El día que todo cambió"

“El día que todo cambió” no es un tratado de diabetes. No hay lecciones; no hay técnicas. Se trata de meterse en la piel de muchas personas que viven con, junto y para la diabetes. Para mi es algo así como un compendio de emociones. Un libro que emociona; intenso, generador de empatía, como ya he dicho. No se puede leer todo seguido porque es duro. Testimonios que tocan, sentimientos que entendemos y compartimos, emociones…  Su editor Marcos Detry me envió hace algún tiempo una copia. Y aún tengo bastante por leer. Sencillamente porque no se puede leer seguido. Por eso lo leo muy poco a poco. Cada historia. Cada persona. Cada vivencia. Y hoy he querido hablar de esta original iniciativa y recomendar su lectura.

Un proyecto solidario

Además del efecto psicológico y de apoyo que consiga el libro en sus lectores, los beneficios se extienden con sus ventas, ya que irán a la compra de insulina y consumibles (agujas, jeringas… ) para personas sin recursos. Si quieres leerlo, lo tienes disponible en Amazon (enlace externo) en distintos formatos. Pero también físicamente en diversos puntos de venta de la zona de Cáceres, que es donde viven sus autoras:

  • Mirat Combustibles en calle Gil Cordero,18. Cáceres
  • Estanco nº5 en c/ Camino Llano, 56. Cáceres
  • Asociación Cultural de Diabéticos de Cáceres: Avda. de Portugal, 11 local 4.
  • Librería Cris: Ronda Sur, 122. Losar de la Vera (Cáceres)
  • ADIGU: Asociación de diabetes de Guareña. Altos del Hogar del Pensionista. Guareña (Badajoz)
  • Asociación de Personas con Diabetes de Don Benito, Villanueva de la Serena y Comarcas. c/ Madre Teresa Jornet, 4. Don Benito (Badajoz)

Desde aquí mando un abrazo a Pilar y en especial a Montse, a quien conocí hace muchos años en uno de los primeros lugares que nos brindaba la Red por entonces y en los que compartir emociones y empatía: los foros. Allí muchos descubrimos lo que era la empatía y hoy ella junto con Pilar han querido ponerla por escrito en boca de muchas personas. Gracias por esta idea de “El día que todo cambió” (enlace externo).