El paciente en los organismos regulatorios

¿Pacientes asesorando a la FDA? ¡Qué me dices!

Nuevo comité de pacientes en la FDA
Esta es la cara que se nos ha quedado a muchos al saber que pacientes van a asesorar a la todopoderosa FDA. Imagen: (c) Seth MacFarlane / Fox.

En los últimos tiempos todos estamos hablando mucho sobre la conveniencia de una mayor participación del paciente en distintas áreas que tienen que ver con nuestra salud y sistema sanitario. Ya sea en la empresa privada o en el sistema público de salud, colaborando en el diseño de políticas o en órganos de asesoramiento. Es un tema que me parece clave, y ya he hablado de esto en otras ocasiones. Por ejemplo, en esta entrada del blog sobre el empoderamiento del paciente. Desde hace ya tiempo en eventos, congresos, jornadas, simposios y reuniones de bar, los expertos, gurús y gestores sanitarios debaten largo y tendido sobre el nuevo rol del paciente en este también nuevo sistema sanitario hacia el que vamos… o hacia el que queremos ir. Un paciente colaborativo, implicado, capaz, y que tiene mucho que aportar.

En América (tanto en el norte como en el sur), la capacitación y actividad de ciertos pacientes especialmente implicados ha cobrado un gran protagonismo, hasta el punto de que la industria los tiene perfectamente identificados y ha establecido con ellos un diálogo y unas vías de colaboración mutua beneficiosas para ambos. En países como España, la normativa legal separa con más fuerza que en el continente americano a pacientes e industria, pero internet es un medio nuevo que la normativa no contemplaba cuando se regularon estos temas. Y como no se puede poner puertas al campo, aparecen ciertos (llamémosles) “medios de comunicación” en sentido amplio. Webs, portales, blogs… gestionados por personas que -oh sorpresa- son pacientes. Y desde hace algún tiempo -no demasiado- la industria y ellos han hemos comenzado a establecer un contacto de intercambio de información. Y esa comunicación bidireccional comienza a verse tímidamente. Yo mismo he tenido la suerte de haber podido acudir a varios eventos que podrían interpretarse en esta línea. Algunos especialmente interesantes y prometedores, como por ejemplo una agenda de reuniones periódicas que Medtronic España ha establecido con algunas de las personas que estamos intensamente implicadas en la diabetes. Ya hemos tenido dos reuniones y con ellas (al menos ese sería mi deseo) se intenten seguir los pasos de iniciativas como la que Medtronic USA realiza desde hace varios años con miembros clave de la comunidad de pacientes de diabetes en aquel continente en torno al hashtag #diabetesLA.

La presencia actual es escasa

Pero lo que no es tan frecuente es que el sistema sanitario cuente con el paciente a determinados niveles. Aunque no sería justo decir que no aparecemos. Algo (tímidamente) sí que empezamos a hacerlo. Así, hay planes de capacitación de paciente (habitualmente llamados Paciente Experto/Activo) en los que se integra a pacientes entre sus miembros formadores. Asimismo, hay órganos consultivos en los que los pacientes o las asociaciones de pacientes están presentes, como por ejemplo en los Consejos Asesores de Diabetes. Pero a efectos prácticos, nuestra presencia en estos consejos es absolutamente testimonial, exigua en número, ridícula en capacidad operativa y únicamente se limita a llenar un asiento (y cuando digo uno, es literalmente uno, en consejos de casi veinte personas, como sucede en alguna comunidad autónoma española) y en reuniones en las que todo está ya decidido. Otra presencia del paciente de diabetes en el sistema sanitario en los últimos años es en el grupo de trabajo de las Guías de Práctica Clínica, algo que debería estar ya absolutamente normalizado como práctica totalmente habitual y yo diría que casi obligatoria.

El caso Eupati

La Academia Europea de Pacientes sobre Innovación Terapéutica (EUPATI en sus siglas inglesas) es una institución creada bajo el auspicio de la industria farmacéutica y destinada entre otros fines a capacitar a pacientes para formar parte de consejos asesores integrados en la industria y en el proceso de desarrollo e innovación de los productos creados por dicha industria. A través de una formación online, la Academia de Pacientes EUPATI busca la preparación de pacientes para involucarles en:

  •  Proceso de I+D y comercialización de medicamentos.
  • Medicina personalizada y predictiva.
  • Evaluación de coste/efectividad de los medicamentos.
  • Farmacoeconomía y evaluación de la tecnología sanitaria.
  • Diseño y objetivos de los ensayos clínicos.
  • Participación del paciente en el desarrollo de los medicamentos

Cada año organizan un curso formativo online (de momento, sólo en inglés) que pretende capacitar a estos pacientes para los objetivos comentados. En su web se puede iniciar la solicitud para dicho curso, aunque el 2015-2016 acaba de comenzar. Yo me he presentado a dicho proceso en esta última convocatoria pero no he sido seleccionado. La iniciativa en cualquier caso, me parece muy interesante y ahonda en ese papel tan cacareado del paciente experto, pero en este caso de verdad. Capacitar a un paciente en estos temas y dotarle de capacidad de asesoramiento es algo digno de destacar.  Desde aquí mi enhorabuena por la iniciativa.

Un comité de pacientes asesorando a la Administración

un órgano de pacientes en la FDA
Imagen modificada. Fuente: educacion-infantil.net

Pero se puede ir más allá. Mucho más. Hasta límites que ahora mismo cualquier persona implicada con la diabetes -como por ejemplo yo- desearíamos y veríamos como algo casi ideal. La todopoderosa FDA norteamericana (Food and Drug Administration), entidad regulatoria de todo lo relacionado con el ámbito sanitario (alimentos, medicamentos…) ha decidido crear el “Patient Engagement Advisory Committee”, un comité de pacientes asesores (PEAC en su acrónimo inglés) que se encargará de asesorar a la FDA en diversas cuestiones. Se trata en definitiva de incorporar el valioso punto de vista del paciente-usuario en la fase de evaluación y regulación. Sus funciones exactas (extraídas de la web oficial del Registro Federal (enlace externo, en inglés) serían:

  • Asesoramiento en temas complejos sobre los productos sanitarios.
  • Regulación de dispositivos médicos y su utilización por los pacientes.
  • Ensayos clínicos y diseño de los mismos.
  • Determinaciones de riesgo-beneficio.
  • Etiquetado de dispositivos.
  • Necesidades clínicas insatisfechas y alternativas disponibles, etc.

Personalmente, debo reconocer que incorporar al paciente en los organismos regulatorios me encanta y lo considero como un paso muy positivo. Espero y deseo que tomen nota por estas latitudes y pronto puedan verse iniciativas similares que puedan ser efectivas, no como los Consejos Asesores de Diabetes actuales en los que te sientas y escuchas. Porque para ir al cine, prefiero una de vaqueros.

¿Qué opinas sobre este nuevo comité asesor de pacientes de la FDA? ¿Crees que la voz y la opinión del paciente en ciertos aspectos podría ser clave para mejorar algunos aspectos en ciertos procesos del sistema sanitario? ¿Consideras beneficiosa la colaboración de la empresa privada del ámbito de la salud con ciertos pacientes activos en la Red? Déjame tu opinión con un comentario. Y si te ha gustado esta entrada, compártela con los botones de redes.

Más información: Diatribe (enlace externo, en inglés) / FDA (enlace externo, en inglés)
Imagen destacada: modificación (inclusión de texto) a partir de una imagen de educacion-infantil.net

 

" />