Cómo evitar la diabetes

Vida sana para evitar diabetesHace pocos días, alguien me decía “¿Y por qué no hablas en tu blog sobre cómo evitar la diabetes dirigido a personas que no la tenemos? Es un tema interesante”. Ciertamente lo es, porque hablamos de uno de los mayores problemas de salud pública. Así que hoy hablaré de cómo evitar la diabetes. Y no hay nada más fácil… y a la vez más difícil. Porque aunque ya sabemos que la mayoría de los factores de riesgo de la diabetes son modificables, estos van a tocar justamente en nuestra “memoria ROM”; algo tan complicado como nuestros hábitos de vida, nuestra forma de vivir. Podría terminar aquí el artículo diciendo: “para evitar la diabetes, haz una vida sana”. Y en resumen, así es. Pero veamos el asunto con un poco más de seriedad y demos al artículo un punto un poco más científico…

La diabetes es una enfermedad que la OMS ha considerado ya como la pandemia del siglo XXI. A día de hoy, 382 millones de personas en el mundo la padecen. En 2035, esa cifra aumentará a 592 millones. Cada seis segundos una persona muere en el mundo por problemas de salud derivados de la diabetes. Y cada año, mata a casi cuatro millones de personas. Se estima que el número total de muertes relacionadas con la diabetes aumentará en más del 50% durante los próximos 20 años. Al menos el 50% de todas las personas con diabetes en el mundo no son conscientes de su enfermedad y en algunos países esta cifra se eleva al 80%. En nuestro país, casi seis millones de personas la padecen y de ellas, más de 2,3 millones lo desconocen. Esto supone que casi el 14% de la población adulta tiene diabetes. Estas son algunas de las demoledoras cifras de una enfermedad que, año tras año, sigue incrementándose en su prevalencia y para la que los sistemas sanitarios de todo el mundo llevan años intentando tomar medidas de cara a la prevención y al enorme gasto que conlleva (aquí puedes descargarte el Atlas de la Diabetes elaborado por la Federación Internacional de Diabetes).

A pesar de que la diabetes tipo 1 (tan sólo el 10% de los casos) es de carácter autoinmune y aún bastante desconocida, la diabetes tipo 2 es mucho más conocida en su origen y desarrollo.  Fruto de ese conocimiento de las variables que la desencadenan, se ha desarrollado un sencillo test -llamado Test de Findrisk– que nos permite obtener una aproximación a las posibilidades que tenemos de desarrollar la enfermedad en los próximos años. Por tanto, en la actualidad las personas con alto riesgo de padecer diabetes son fácilmente identificables y segmentables mediante diversos protocolos y evaluación de factores de riesgo.

Y una vez dicho todo este prólogo, ya que el titular de esta entrada es “cómo evitar la diabetes”, pasemos al asunto clave y aclaremos varios conceptos importantes:

  1. La diabetes tipo 1 NO se puede prevenir. Los factores que la desencadenan aún están investigándose y se desconoce qué la causa y cómo frenar o revertir ese proceso autodestructivo del sistema inmunitario.
  2. La diabetes tipo 2 (que afecta al 90% de la población diabética) SÍ SE PUEDE PREVENIR porque podemos actuar sobre la mayoría de sus factores desencadenantes.

Podemos prevenir entonces la diabetes tipo 2 actuando sobre los factores que la desencadenan. Pero dentro de estos factores, debemos distinguir primero entre factores modificables y no modificables. Los factores que no podemos modificar y que intervienen en la aparición de diabetes tipo 2 son en resumen, elementos propios de nuestra genética, así como nuestra información hereditaria contenida en el ADN de cada persona, incluyendo lógicamente aspectos como la edad o la raza. Pero dentro de los factores que SÍ SON MODIFICABLES y que permitirían por tanto evitar la aparición de la enfermedad estarían:

  • Dieta sana y equilibrada, controlando la ingesta de los alimentos ricos en azúcares simples e hidratos de carbono de absorción rápida. Además, está más que probado en infinidad de estudios que una dieta saludable debe basarse siempre en mucha fruta y verdura, así como por supuesto evitar tóxicos como alcohol, tabaco… Ya sabes, la famosa pirámide alimenticia, que todo el mundo deberíamos seguir para evitar muchas enfermedades, no sólo diabetes.
  • Actividad física. Basta con 30 minutos al día. Y para los más vagos, recordar que actividad física no significa deporte de competición. Muchos tipos de actividad física pueden desarrollarse incluso en el domicilio. Como dato, la Federación Internacional de Diabetes afirma que caminar con regularidad durante al menos 30 minutos al día puede reducir el riesgo de diabetes tipo 2 entre un 35 y un 40%. Ahí es nada.
  • Hipertensión arterial. Uno de los factores de riesgo más importante en muchas enfermedades, no sólo en la diabetes.
  • Peso. Mantener un peso adecuado en función de nuestro IMC (Índice de Masa Corporal). Hay que evitar también un perímetro de cintura excesivo, que está asociado con la obesidad y el síndrome metabólico, que son una serie de alteraciones que nos predisponen a padecer algunas enfermedades, como la enfermedad cardiaca y la diabetes tipo 2. Estas alteraciones serían las relativas al peso, los lípidos, la glucosa, hipertensión…

En definitiva, prevenir la diabetes equivale a lo que se suele denominar hábitos de vida saludables, que pasan por una alimentación sana y un estilo de vida activo, lejos del sedentarismo y la inactividad. Se trata de que comamos sano, y esas calorías que ingerimos, no las almacenemos. Como verás, nada nuevo, aunque parece ser que todas estas prácticas saludables se están perdiendo poco a poco y a veces es necesario recordarlas. Poniéndolas en práctica, no sólo evitarás a la temida diabetes, sino también muchos otros problemas de salud.

Actualización: añado un interesante artículo de RIMA en el que habla de la prevención de la diabetes tipo 2 a través de una serie de estudios publicados por The Lancet.

Oscar López de Briñas Ortega
@oscarbrinas

(Post dedicado a Sr_odio de Hispabloggers)

 

  • Muchas gracias por el post :)

" />