Bigfoot Loop e Inject: pensando en todos

Nos esperan dos años de infarto. Esa expresión es habitualmente acuñada cuando se quiere hacer referencia a que ocurren acontecimientos extraordinarios y encadenados. Y ciertamente, creo que en los próximos dos años vamos a asistir a la explosión de sistemas semi inteligentes de infusión/medición de insulina. Y los llamo semi-inteligentes porque aún no pueden gestionar las 24 horas del día de manera autónoma. Pero suponen un gran paso adelante en la calidad de vida (y espero que en el control también) de una persona con diabetes. Y es que en estos dos años que vienen vamos a ver nuevos sistemas de infusión, con mayor inteligencia artificial, otros con mayor autonomía, otros más discretos, veremos las bombas parche en España. También veremos nuevos sistemas de medición continua, generalmente evoluciones de sistemas anteriores… Y uno de estos avances está realizado por una empresa de corta trayectoria, pero que cada una de las noticias que nos llegan nos gusta más que la anterior. Son los norteamericanos de Bigfoot Medical (enlace externo en inglés), californianos (¡qué raro!) y centrados en el software y en los algoritmos de automatismos para la gestión de la diabetes, nos enseñan ya algunas imágenes y prestaciones de lo que va a venir previsiblemente entre 2019 y 2020; Bigfoot Loop y Bigfoot Inject. Y que incluye también novedades en otro de los grandes fabricantes de hardware para diabetes: Abbott. Comenzaremos por el final: el aliado de Bigfoot para los productos que esta compañía está ya cercana a lanzar. Se trata de Abbott, ya conocido por todos y al que los de Bigfoot eligieron para ser su sensor de medición continua de glucosa. Sí. He dicho continua y no Flash. Sigue leyendo…

El elefante de la cacharrería se actualiza

Yo al FreeStyle Libre siempre me he referido con el dicho popular de que entró “como elefante en cacharrería”. Y así fue. Por su planteamiento, por su novedad, por sus prestaciones, por su precio… y por la catalogación que le permitió aparecer hasta en las revistas del corazón. Todo eso, unido a una buena estrategia de marketing que siempre he aplaudido, logró dos cosas: la primera, colocar el Libre entre las personas con diabetes y hacer que estas vieran -y conocieran- la medición intersticial como un futuro evidente y lógico. Y dos, espoleó el mercado de tal manera que todos corrieron un poquito más para entrar en lo que ya era evidente que se convertiría más pronto que tarde en la sustitución de la medición capilar. Siempre han sostenido desde Abbott que su Libre era “otra cosa”, con otros planteamientos y otra filosofía. Sí y no. Yo creo que siempre han querido jugar en la misma liga que los demás CGM, pero que entraron muy acertadamente en el momento justo con un producto que -oficialmente- no se podía llamar CGM, sino sistema Flash a demanda. Pues bien, parece que el paso obvio se acerca. Y es que los rumores sobre la nueva evolución del Libre son cada vez más fuertes. Pero ya el año pasado se anunció que Bigfoot Medical dejaba de lado al sensor G6 de Dexcom para aliarse con el “nuevo sistema CGM de Abbott” como sistema de medición para su bomba de insulina inteligente (de la que hablo en otro epígrafe más abajo). Y si Bigfoot dijo que espera lanzar su sistema de páncreas artificial en 2020… es de esperar que bastante antes el sistema de CGM de Abbott esté ya en el mercado. Y aunque en la compañía del Libre no dicen ni pío, se espera que sea más pronto que tarde cuando nos den las noticias de cómo es este nuevo sistema, del que se sabe que -ahora sí- es un auténtico CGM en tiempo real, que sigue sin necesitar calibración, que se comunica directamente por Bluetooth con un smartphone o directamente con la bomba de insulina correspondiente y que prescinde del receptor y lógicamente del escaneo. ¿Quizá en octubre en EASD en Berlin podamos saber algo más de este nuevo sistema? Intentaré saber algo más. Pero lo llevan más en secreto que Apple con sus novedades…

Bigfoot pisa fuerte

Lógico. Llamándose así no podía ser de otra forma. Pero bromas aparte, en la joven compañía americana nacida de gente con mucha experiencia en la industria de tecnología para diabetes, están trabajando en una idea muy interesante: la de aportar tecnología y mejoras de software no sólo para los usuarios de bomba de insulina, sino también para los de plumas en terapia multidosis, muchas veces olvidados de los algoritmos y las automatizaciones en la gestión de la diabetes. Por eso presentaron su sistema automatizado de administración de insulina tanto para bombas (denominado Loop) como para plumas (que se llama Inject).

Próximos avances de Bigfoot Medical

El panorama de Bigfoot es ofrecer avances de inteligencia tanto en terapia de bombas como en multidosis (imagen: Bigfoot Medical).

Bigfoot Loop

La nueva bomba Bigfoot Loop es “ciega” y se maneja enteramente a través del smartphone (imagen: Bigfoot Medical).

El sistema Bigfoot Loop (enlace externo en inglés) incluye la ya mencionada nueva versión CGM real del FreeStyle Libre, una bomba de insulina desprovista incluso de pantalla (que en su momento compraron a Asante) y una app para nuestro smartphone, que es desde donde se gestiona todo el sistema. Hay que decir que existe una comunicación continua entre el Libre y la bomba, lo que significa que el sistema permanecerá en modo automático y funcionando incluso cuando el teléfono esté alejado o apagado. El usuario introduce las comidas en la app y ésta recomienda la dosis y la envía a la bomba, que se encarga de administrar la insulina. O sea, hablamos de una bomba que no hay que sacar del bolsillo o del recóndito y oscuro lugar en el que la decidas meterla… y del que ya no tendrás que sacarla.

En cuanto a los usuarios con inyecciones diarias en terapia multidosis, Bigfoot dispone de su sistema Inject, que espera lanzar en el año 2020. Inject usará unos tapones de insulina inteligentes que leen la cantidad de insulina administrada por las plumas desechables. Los datos se envían después a la app del smartphone, desde donde también podemos disponer de recomendaciones de bolo en función de las lecturas que va obteniendo la app del sistema CGM de Abbott. En definitiva, digamos que a la pluma de insulina se le acoplaría un tapón un poco más aparatoso, pero con unas muy interesantes prestaciones. Esos tapones tendrían incluso un sistema de batería desechable con una duración semanal.

Bigfoot y Abbott unen sus fuerzas

Tanto Bigfoot como Abbott unirán sus fuerzas en este nuevo sistema inteligente válido para bombas y plumas de insulina (imagen: Bigfoot Medical).

Este es uno más de los muchos desarrollos que están ya en fase avanzada o de aprobación por parte de la FDA/EMEA o en ensayos clínicos. En definitiva, sistemas que como en el caso de Bigfoot, se calcula que estará en el mercado en 2020. Me gusta su alianza con Abbott… me gusta el nuevo Libre… y me gusta el planteamiento de una bomba que no haya que tocar para nada, pudiendo gestionar enteramente con el móvil, pudiendo así hacer un sistema más reducido, algo muy de agradecer y que desde aquí pido a todos los fabricantes. Y por supuesto me gusta que tengan en cuenta a los usuarios de plumas de insulina con su sistema Inject.

¿Qué te parecen las novedades de Bigfoot? Déjame tu comentario aquí.

Si quieres saber más: Healthline / DiaTribe