Accu-Chek Aviva Expert calcula la insulina por ti

expert1

Con un diseño agradable, aunque es ligeramente voluminoso por su grosor

Entre los distintos medidores de glucemia capilar disponibles, hay modelos que ya indican predicción o tendencia estimada. Otros te dan una estimación de la hemoglobina glicosilada. Y otros te permiten calcular cuánta insulina debes ponerte. Esto último es el llamado calculador de bolo y permite que el aparato te sugiera una dosis de insulina en función de algunas variables personales que hay que ajustar desde el principio. Esta función es una gran novedad y parece que está siendo bien acogida por los pacientes, que en algunos casos, han mejorado sus controles de glucosa media debido al mayor seguimiento de la dieta que esta función exige. Hoy hablaré de uno de esos aparatos que incorpora el calculador de bolo: es el Accu-Chek Aviva Expert, de la empresa Roche.

Como podéis ver en la foto,  el aparato no es precisamente pequeño. Y comparándolo con un smartphone y la cantidad de tecnologías que estos integran, el nuevo Expert me parece realmente demasiado grande y aparatoso. En su frontal, encontramos la pantalla a color (con una resolución aceptable, aunque mejorable) y los botones de navegación, muy al estilo de un móvil o de una consola, con el botón central y los cuatro pulsadores a sus lados. Una vez que lo enciendes, el menú es sencillo y medianamente intuitivo. No te pierdes y enseguida te haces a él. Puedes hacerte una glucemia, pedirle que te calcule un bolo de insulina aislado (cuando por ejemplo, entre horas estás alto y quieres corregir), meterle los datos de la comida tras una glucemia o acceder a los datos almacenados y analizarlos con gráficos.

El bolso de transporte agranda considerablemente el conjunto y dificulta un poco su transporte de manera discreta.

Como he dicho antes, la función calculador de bolo exige que previamente hayas metido en el aparato los valores necesarios para esa función, como tu sensibilidad a la insulina, o el ratio ración HC- insulina. Estos valores son siempre personales e individuales, ajustados sólo a ti y a tu diabetes. Por ello, la puesta en funcionamiento de este medidor exige que sea siempre en presencia de un profesional médico, ya sea tu endocrino o tu enfermera educadora en diabetes.

Una vez has introducido esos parámetros y tus franjas horarias (recuerda que cada momento del día tiene un ratio insulina-ración diferente), ya puedes comenzar a funcionar. La diferencia con un medidor normal es que el Accu-Chek Aviva Expert , cuando llega la hora de comer, te sugerirá una cantidad de insulina en función de tu índice de sensibilidad, de tu ratio ración-insulina, de tu glucemia pre-prandial y de los HC que vayas a ingerir. Esto último es básico, por lo que este aparato exige que como requisito fundamental, sepas contar raciones de HC, ya que deberás decirle al aparato cuántas raciones comerás para que él te calcule cuánta insulina deberás ponerte. Asimismo, el Expert también permite que le digas si vas a hacer deporte o si estás enfermo, con lo que la dosis prevista será modificada a la baja o al alza, respectivamente, previendo esas contingencias.

expert2

El Expert dispone de varios modos de presentación de los datos, al igual que cualquier programa de gestión de diabetes que tenemos en el ordenador

Las monstruosas tiras del Accu-Chek (no sólo las usa el modelo Expert) son un auténtico engorro y uno de los handicap de esta gama Accu-Chek. Antiguas e incómodas, piden a gritos un cambio

Una de sus grandes ventajas es la posibilidad que ofrece de análisis de los datos sin tener que pasar por un ordenador para descargar los datos, ya que muestra en su pantalla gráficas estadísticas de los resultados como las que ofrece cualquier programa de gestión de datos de la diabetes. Una función práctica si, por ejemplo, estamos fuera de casa y no tenemos un ordenador en el que descargar los datos. Aunque es necesario recordar que no sólo necesitas un ordenador. El Smartpix es un dispositivo que hay que tener conectado al ordenador para recibir los datos del medidor a través de su puerto infrarrojo. Un engorro y algo bastante pasado de moda. Incómodo y lioso. Sencillamente, no me gusta.

Pero para finalizar quisiera destacar algo que se consigue con este tipo de aparatos: que aumente tu implicación y tu vigilancia con la enfermedad. ¿Por qué? pues sencillamente, porque te obliga a contar raciones de HC, a prever tus actividades, a tomarte tu tiempo para registrarlo todo en el aparato… en definitiva, te hace ser más disciplinado. Y eso es algo bueno, porque en realidad, es lo que la diabetes pide para su buen control.

NO ME GUSTA:

  • Tamaño del medidor; no tanto grande como sobre todo voluminoso.
  • Tira antigua y excesivamente grande.
  • Bote de tiras también grande. ¿Cuándo alguien caerá en la conclusión de que -si no quieren embalarlas en blister individual- al menos simplemente rediseñando el bote y haciéndolo cuadrado y plano, se podría mejorar el espacio que ocupa en el conjunto?
  • Bolso de transporte poco eficaz. No está bien pensado para manipular el medidor: la goma que sujeta el aparato dificulta la manipulación de los mandos.
  • Suspenso en conectividad: sigue usando los desfasados infrarrojos.
  • Necesitas otro hardware adicional para conectarte al pc: el Smartpix. Incómodo y nada intuitivo en su manejo.
  • No permite editar entradas de HC una vez ha quedado guardado. Hay muchas situaciones que a mitad de comida pueden requerir recalcular la cantidad de insulina, si aún no te la habías puesto (restaurantes, etc…).

ME GUSTA:

  • Calculador de bolo. El gran caballo de batalla de muchas personas con diabetes: no saber cuánta insulina ponerse.
  • Permite una liberación psicológica al dejar el “trabajo” del cálculo de insulina al aparato, que tiene en cuenta casi todas las variables (incluida la de la insulina circulante en el cuerpo de la inyección anterior).
  • Exige aprender a manejarte con las raciones de HC. Esto que podría parecer un handicap, es en realidad una ventaja.
  • No necesitas volcar los datos al ordenador si no quieres. El propio aparato permite mostrarte todo tipo de estadísticas y gráficas con los datos.
  • Te hace más disciplinado en el control de tu diabetes.
  • Si tienes una bomba de insulina Spirit, el medidor (que pasa a llamarse Accu-Chek Aviva Combo) se convierte también en el mando a distancia de la bomba, enviando por bluetooth las órdenes a la bomba para mayor discreción y comodidad.

En definitiva, el Accu-Chek Aviva Expert es un aparato que incorpora una prestación sumamente interesante. Si consigues ajustar bien sus parámetros y aprendes a contar raciones de HC con eficacia, el resultado puede ser espectacular. Pero el hardware pide una renovación, incluyendo las gigantescas tiras Accu-Chek.

¿Conoces este medidor? ¿Qué te parece? Si tienes alguna duda que yo pueda resolverte, déjame tu comentario.

  • Gracias a @lucaschaopq por su sugerencia sobre las funciones adicionales del medidor si tienes una bomba Spirit. Aunque es otro aparato (Aviva Combo), comparte casi todo con su hermano gemelo el Aviva Expert.

    • Lucas

      No era necesario ;). Es cierto que son máquinas distintas, aunque lo único que las diferencia es su función de “mando a distancia”.
      Estoy de acuerdo en q el hardware es muy mejorable.